DESCOORDINACIÓN CON MELILLA

MDyC desconfía de la repentina prisa con la Unión Aduanera

MDyC desconfía de la repentina prisa con la Unión Aduanera
Fatima Hamed y Emilio Carreira conversan en la puerta del Palacio Autonómico
Fatima Hamed y Emilio Carreira conversan en la puerta del Palacio Autonómico  

Desde el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) creen que un paso tan decisivo como la entrada de nuestra ciudad en la Unión Aduanera (UA) “debe ser muy meditado y sobre todo debe sopesarse las ventajas e inconvenientes que dicha decisión puede acarrearnos”, no es, insisten, una decisión que deba tomarse deprisa y corriendo, sino sustentada en unos informes objetivos que delimiten las consecuencias. Por eso, lamentan, no entienden las repentinas prisas con una cuestión que no es precisamente nueva.

La cuestión de la adhesión a la UA  de nuestra ciudad dentro de la Unión Europea (UE) no es nueva: “Ya en el año 1999 –recuerdan- el Consejo Económico y Social, preocupado por los efectos que los Acuerdos entre el Reino de Marruecos y las entonces Comunidades Europeas y que entraban en vigor en el año 2000, encargó a la Sociedad de Estudios de Andalucía (ESECA) un estudio sobre la conveniencia de modificar el régimen especial de Ceuta con la Unión Europea. Desde entonces se han realizado varios informes más que a lo único que han conducido es a malgastar más fondos públicos entre los clásicos expertos del Desgobierno del Sr. Vivas.

 

Desde el informe que presentó ESECA se argumentaba que era  mejor ante la UE que Ceuta introdujera “cambios que refuercen su posición y permitan defender mejor sus intereses de cara a conseguir sus objetivos económico y sociales”, y dejaba bien claro que “la adhesión o no de Ceuta a la Unión Aduanera no va a resolver los problemas estructurales que padece su economía”. “Tras este primer informe han existido un sinfín de pronunciamientos, de acuerdos plenarios, de proposiciones de ley, de  decisiones del Congreso que no han hecho moverse al Gobierno nacional de turno para tomar la decisión de presentar ante la UE nuestra candidatura a la adhesión a la UA”, matizan, recordando que en el año 2013, el Ministro de Educación y Portavoz del Gobierno de Mariano Rajoy, entonces Secretario de Estado para la UE, Íñigo Méndez de Vigo, en su visita a Ceuta para la presentación de los Fondos Europeos del período 2014-2020, indicó que “hay que saber elegir el momento en el que se plantea formalmente a las instancias comunitarias". “Desde el MDyC desconocemos si el momento actual es el adecuado, si los 27 países miembros de la UE estarán de acuerdo en aceptar nuestra adhesión y, sobre todo, si se producirá en las condiciones más ventajosas para nuestra ciudad”.

“Tampoco entendemos en el MDyC cuál es la verdadera posición del Partido Popular e incluso del Partido Socialista Obrero Español, pues no es el único proyecto que han apoyado sobre la relación de Ceuta con la UE, así ambos partidos  han defendido la adquisición del estatus de “Región Ultraperiférica” individualmente, votándose en contra cuando la presentaba el otro y  sin tener en cuenta la opinión ni del resto de partidos ni, por supuesto, de los agentes sociales de la ciudad. Un proyecto que ambos partidos han olvidado cuando han tenido que gobernar a nivel nacional por lo que desde el MDyC creemos que este celeridad en solicitar el acceso sólo es otro movimiento electoralista de quienes no pueden presentar un resultado de sus actos”.

Tampoco entienden desde el MDyC la “falta de coordinación entre el Desgobierno del Sr. Vivas y el de Melilla, que parece que tanta reunión no sirven para nada, este asunto como cualquier otro relacionado con problemas comunes exigen, al menos, un cierto compromiso mutuo para evitar buscar individualmente unas soluciones que solo se encontrarán conjuntamente, deberían tener ambos un respeto a las poblaciones que dicen representar y dejarse de protagonismos que no conducen a solventar los problemas de ambas ciudades”.