La Mesa de Contratación pide a ACC-Lirola más pruebas de su solvencia para hacerse con las basuras


La Mesa de Contratación pide a ACC-Lirola más pruebas de su solvencia para hacerse con las basuras

- El órgano de adjudicación exige a la UTE que acredite su capacidad financiera para recibir el servicio en licitación

- Las dos empresas deben elaborar un plan de impacto medioambiental ajustado al objeto del contrato y un plan de mejora

La adjudicación del nuevo y voluminoso contrato de recogida de residuos sólidos urbanos, al que sólo se ha presentado la UTE ACC-Lirola Ingeniería, sigue sin desbloquearse. La Mesa de Contratación de la Ciudad, en la que están sentados cuatro técnicos y un político, el consejero de Economía y Hacienda, Guillermo Martínez, ha reclamado nueva documentación a ambas empresas para que acrediten de forma evidente su solvencia técnica y económica para hacerse con esta licitación, presupuestada en más de 300 millones de euros para los próximos 20 años y de la que dependerán más de medio millar de trabajadores subrogados.

Según las fuentes consultadas por Ceutaldia.com, la Mesa ha exigido a la UTE un informe bancario que demuestre de forma fehaciente su "capacidad financiera" para gestionar este servicio y un informe de impacto medioambiental.

En la misma línea, se ha reclamado de la empresa local y la almeriense un plan sobre como piensan mejorar el servicio que hasta ahora ha venido prestando Urbaser con sus propios recursos.

A juicio de uno de los técnicos de la Mesa, en Ceuta en "un elevado porcentaje de contratos" la constatación de los requisitos minimos de solvencia se convierte en "en puro formalismo porque solo se exige la documentación de cualquiera de los medios legales, sin pedir unos específicos en función del tipo de contrato".

No se sabe si confiada en que con éste sucedería lo mismo, la UTE sólo presentó originalmente "4 declaraciones, 3 para ACC en las que se cita expresamente la solvencia moral de la licitadora y una para Lirola en la que se indica que tiene cuenta abierta por unos 150.000 euros".

En el ámbito técnico, su demostración de solvencia rozó el surrealismo, según el mismo dictamen técnico: las medidas de gestión medioambiental que presentó la licitadora se refieren a "el paisaje, la vegetación y la fauna". "Si tenemos en cuenta el objeto de este contrato, el impacto paisajístico o sobre la fauna y la vegetación es mínimo; más importancia tendría el ruido, los olores, el consumo de agua o la contaminación procedente de los vehículos y maquinaria empleada", se alertó.

Para terminar, ACC dijo tener "hasta 27 máquinas: cortadoras de asfalto, bombas de agua y lodo, martillos neumáticos... que nada tienen que ver con nuestro contrato". Lirola, por su parte, afirmó poder contar con "hasta 80 máquinas", aunque "parte no tiene nada que ver con el objeto del contrato y algunas fichas dejan ver claramente el anagrama y rotulación del Ayuntamiento de El Ejido, lo que, sin duda, dificultaría la disposición de las mismas".

Lea también:

- Un informe técnico cuestiona la solvencia técnica de ACC-Lirola para asumir el contrato de basuras

- El PSOE recela de Lirola, la socia de ACC por las basuras de Ceuta, por sus líos judiciales

- La Ciudad "valora" que empresas locales como ACC aspiren a grandes contratos como el de las basuras

- Ni Urbaser, ni Sacyr, ni FCC: solo ACC-Lirola concurre para recoger las basuras de Ceuta hasta 2033

- El coste del nuevo contrato de basuras oscilará entre 15 y 16,7 millones de euros al año

- Una fórmula "matemática" resolverá la adjudicación del nuevo contrato de basuras y contenedores

- Caballas lamenta que Ceuta tenga un Gobierno "cada vez más desacreditado por su prepotencia"

- La Ciudad redactará otro pliego para la adjudicación del nuevo servicio de limpieza pública viaria

- El nuevo contrato de limpieza pública viaria, en un tris de anularse por problemas de interpretación

- Caballas exige que sólo "el interés general" decida si Urbaser-FCC o Sacyr se hacen con las basuras

La Mesa de Contratación pide a ACC-Lirola más pruebas de su solvencia para hacerse con las basuras