EMPODERAMIENTO

Las mujeres emprendedoras de Ceuta lanzan su incorporación a la plataforma global BPW

Las mujeres emprendedoras de Ceuta lanzan su incorporación a la plataforma global BPW
Presentación de BPW este viernes en Ceuta.
Presentación de BPW este viernes en Ceuta.  

Las mujeres emprendedoras de Ceuta cuentan desde ya con una nueva plataforma desde la que defender sus intereses, colaborar con otras mujeres emprendedoras en el resto del mundo y hacer presión para favorecer sus intereses y mejorar su empoderamiento y representación en los diversos órganos y organismos de decisión. Ceuta se ha sumado a la BPW (Business Professional Women), una federación de empresarias y profesionales, en cuyos objetivos está precisamente ese, el de empoderar a la mujer en el ámbito empresarial.

La presentación del proyecto ha tenido lugar en el salón de actos del Ayuntamiento y ha contado con el apoyo de la Ciudad Autónoma como institución, con la presencia en la mesa de la propia consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani, y entre el público con los portavoces de todas las formaciones políticas con representación, a excepción de Javier Varga (Ciudadanos), aunque sí que estaba su número dos y coordinadora de la formación en Ceuta, Karima Aomar.

Entre los datos expuestos durante la presentación destacó uno por encima de todos: “las empresas con más talento femenino, obtienen de media, unos rendimientos de capital, de un 41 por ciento superiores y, un resultado operativo de un 56 por ciento superior, a los de aquellas que prescinden del talento femenino”.

“No es sólo un valor económico mayor, que es importante, es que la presencia de mujeres en los consejos de administración y en las empresas acaba aportando un mayor valor social también”, se ha expuesto durante las diversas intervenciones.

Y es que así, las mujeres en las empresas acaban por aportar nuevos puntos de vista que suelen incidir no sólo en mejorar los resultados económicos sino también en otra actitud ante la sociedad redundando en mejoras sociales, tales como una mayor diversidad e igualdad o un mayor respeto por la comunidad o el medio ambiente.

Una de las artífices de este desembarco, comenzó a forjarlo durante la crisis, “al vernos todos paralizados y temerosos de salir de nuestra zona de confort” y tras la experiencia de la Asociación de Mujeres Empresarias. Se fue al Cairo a un congreso internacional de la asociación, siguiendo los pasos que antes habían dado por ejemplo quienes trajeron la asociación a España que se fueron a Nueva York a hablar con su máxima responsable para decirle que querían fundar la asociación en España.

La organización actúa como una especie de grupo de presión para defender los intereses de las mujeres emprendedoras, contribuir a su empoderamiento y lograr una verdadera representación en los órganos empresariales como la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) o la Cámara de Comercio, pero también para tener voz y mediación directa con los diferentes gobiernos. “Somos una organización muy prestigiada” ha explicado su máxima responsable María José Mainar, que no ha dudado de señalar a Ceuta como la organización dentro de España que mejor representa el espíritu de BPW por su “diversidad”.

Y es que la asociación también se caracteriza por su trabajo global. El modo en el que se prestan ayuda entre las asociadas es precisamente mundial, así una mujer de Tailandia puede acabar mentorizando a otra emprendedora en Francia o en España. Un proceso que además consideran enriquecedor por la diversidad de puntos de vista que aporta.

La consejera Chandiramani ha destacado que “cuantas más seamos, más sumamos” y la importancia que tienen proyectos como este que ayudan a visualizar en la sociedad que la mujer aporta riqueza extra a las empresas que cuentan con ella, mucho más allá de los discursos, sino en la realidad.