POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO

La OPEA y los cursos de formación a desempleados, otra vez pendientes de los Presupuestos

La OPEA y los cursos de formación a desempleados, otra vez pendientes de los Presupuestos
Oficina de OPEA en el edificio sindical
Oficina de OPEA en el edificio sindical  

La oficina de Orientación al Empleo y el Autoempleo, la OPEA que gestiona UGT, cerró ayer sus puertas tras agotarse el periodo del programa, reducido este año a tres meses tras aprobarse en Consejo de Ministros in extremis en diciembre. Un año más, en la ciudad con una de las tasas de paro más altas de Europa, los servicios de orientación y formación al desempleado esperan para retomar el trabajo a que el Gobierno de Rajoy los Presupuestos Generales del Estado.

 

El mismo día en el que el Gobierno de Mariano Rajoy, con meses de retraso, comparecía con el ‘pen drive’ de rigor con los Presupuestos generales del estado (PGE) para 2017, la Oficina de Orientación al Empleo y el Autoempleo (OPEA) que pone en marcha el Servicio Público de Empleo (SEPE) en Ceuta a través de UGT cerraba sus puertas. Han acabado los apenas tres meses de actividad en los que, redoblando plantilla y esfuerzo, han atendido a los desempleados que otros años atendían en alrededor de siete meses.

La necesidad de cerrar Presupuestos con el déficit en su sitio llevó al Ministerio de Hacienda a cerrar por sorpresa los presupuestos del año pasado, dejando fuera los programas de orientación (OPEA) y formación a desempleados, provocando la indignación de la oposición y obligando al Gobierno y a los diputados y senadores del PP a mover ficha para aprobar para evitar que Ceuta pasara más de un año sin políticas activas y a las empresas de formación sin buena parte de su volumen de negocio anual. Finalmente, en el último Consejo de Ministros del año, el Ejecutivo de Mariano Rajoy firmó la excepción y liberó la partida al borde del tiempo reglamentario, obligando a UGT, adjudicataria del servicio, a poner en marcha el servicio en tiempo récord, con la tercera parte de plazo y con los mismos objetivos.

Un escenario que, asegura Carlos Torrado, director provincial del Servicio Público de Empleo, no volverá a repetirse este año. Aunque el notable retraso en la aprobación de los PGE pone el horizonte para la reactivación de la oficina de orientación y de la formación, como pronto, en verano. Y es que los Presupuestos están aún pendientes del visto bueno del Congreso –el debate está previsto para esta próxima semana- donde el Gobierno de Rajoy parece contar con los apoyos necesarios con los nacionalistas vascos y los regionalistas canarios para cuadrar la aritmética parlamentaria y sacar adelante las cuentas para 2017.

Una vez estén los PGE, es necesario esperar a que el SEPE de Ceuta cuente con sus propios presupuestos, se firmen, se aprueben, se debatan, se enmienden, se vote y se pongan a exposición pública y se convoquen los susodichos programas, advierte Torrado. Un tortuoso camino burocrático que nos sitúa, en el mejor de los casos, a finales de mayo, calcula el director provincial del Servicio Público de Empleo en Ceuta.

Pese a ello, el retraso no será problema. La redacción y convocatoria para las OPEA es sencilla, sólo hay dos (UGT y CCOO), a lo sumo tres, entidades que optan a la adjudicación del servicio. “Más me preocupa los cursos de formación”, admite Torrado, recordando que son más de una treintena de cursos y muchas empresas y entidades en la puja.

Dinero para medio año

Así y todo, los programas orientación y formación apenas abarcan medio curso lectivo cada año, pese a que en la carta de servicios del SEPE en Ceuta y Melilla ambos aspectos se incluyen dentro de sus labores. “Ojalá hubiese dinero para más”, lamenta Torrado, que señala que ni el personal ni el presupuesto del SEPE en Ceuta podrían asumirlo, y apuesta porque sean entidades externas quienes se ocupen de ello como “algo enriquecedor”,  como es el caso de UGT en la oficina de OPEA donde “hacen una labor fantástica”, felicita el director provincial.

El camino de los PGE

Pero, no todo está hecho. Este año es diferente. De momento habrá que esperar a que se desarrolle todo el proceso. El Congreso recibirá el próximo martes 4 de abril el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2017 que este viernes se han aprobado el Consejo de Ministros y su primer examen en el Pleno, el debate de totalidad, se calcula para los días 3 y 4 de mayo. La votación se celebrará cuando el presidente del Gobierno haya recuperado la capacidad de disolver las Cortes y convocar elecciones, ya que no puede hacerlo hasta un año después de la anterior disolución de las Cámaras (3 de mayo de 2016). Si se cumple lo previsto por el PP, los PGE estarán ya listos al empezar el verano.