La patronal cree que Ciudad y Delegación no han cumplido sus compromisos para mejorar el tránsito fronterizo

Imagen de archivo.

A la Confederación de Empresarios (CECE) y a la Cámara de Comercio no les disgusta la música de las promesas del Gobierno de Vivas pero consideran que para que "tengan su efecto en la economía ceutí" es "imprescindible y de vital importancia" que la Ciudad y la Delegación "empiecen ponerse en marcha de manera urgente las medidas que se acordaron en la reunión mantenida el 19 de octubre, que desafortunadamente y tras los últimos acontecimientos no estamos observando que se hayan implantado en la frontera del Tarajal".

Las dos Administraciones se comprometieron a "intentar aperturar de un carril ciudadano para máxima fluidez, poner en funcionamiento el máximo de carriles y aumentar el número de medios humanos para descongestionar las retenciones en la frontera los viernes, combatir el fraude fiscal y acabar con las naves irregulares y buscar un nuevo paso fronterizo alternativo". 

"Apoyamos y estamos comprometidos con la Ciudad y las Administraciones competentes en la lucha contra el fraude fiscal y, aunque existe un compromiso claro de retirar la propuesta de Tasas para el Tarajal, presentaremos las correspondientes alegaciones dentro del plazo establecido", han avanzado este viernes en un comunicado Cámara y CECE, que han dejado claro que "ante la difícil situación actual de Ceuta respaldamos también las medidas que desde la Ciudad se han comprometido a poner en marcha para aliviar en el mayor grado posible la economía y tesorería de nuestras empresas".

Sobre la reducción de un 10% de los tipos del IPSI Importación están "de acuerdo" pero creen que "debería  aplicarse a sectores como el de Servicios, que subió como consecuencia de la crisis de un 4% a un 9%, o un sector que debemos cuidar por su poca presencia en nuestra ciudad como es el industrial". 
 
Opinan que una reducción del IPSI en gasóleo para barcos recreativos del 10 al 0,5 % "favorecería la atracción de buques de recreo y potenciaría y facilitaría el turismo" y que una moratoria en el pago del IPSI Importación para las empresas con elevado stock también sería positiva "como consecuencia de la caída de las ventas por los problemas que actualmente estamos viviendo". 

Finalmente, sobre un posible aumento de la bonificación en el IRPF de los residentes del 50 % al 60% la patronal está convencida de que "la mayor disponibilidad de dinero por parte de los ciudadanos debe redundar en un mayor consumo de productos y servicios en Ceuta" pero también de que se debería realizar una campaña de sensibilización dirigida a la ciudadanía "sobre la importancia económica y social de comprar en la ciudad".