PLENO

El Pleno da luz verde a la revisión del IPSI para luchar contra el fraude y las mercancías tóxicas

El Pleno da luz verde a la revisión del IPSI para luchar contra el fraude y las mercancías tóxicas
Kissy Chandiramani y Javier Celaya durante la sesión plenaria
Kissy Chandiramani y Javier Celaya durante la sesión plenaria  

La consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, ha presentado este martes en sesión plenaria su proyecto de reforma de la ordenanza fiscal reguladora del IPSI pensado para poner coro al fraude y la infravaloración de las mercancías en aduana. Una iniciativa aprobad con los votos a favor del P, la abstención de Caballas y Ciudadanos y el voto en contra de PSOE y MDyC.

Una reforma del IPSI que pasa por “mejorar cuestiones que deben modernizarse” como el procedimiento de control de la infravaloración, mejorar la redacción de las categorías para facilitar el control y la inspección “pareciéndonos más al IVA”. Además, este proyecto de revisión pasa por modificar el gravamen de bienes que son objeto de reparación en la Península con un tipo igual al que tiene en la ciudad; y la posibilidad de autoliquidación de tributos por medios telemáticos.

“Se trata de ayudar a los empresarios y comerciantes, echarles un mano”, explica Chandiramani, aconsejados por los propios interesados. “En esto se nos va la vida”, alerta la consejera de Hacienda. La iniciativa del Gobierno pasa también por la revisión tarifaria del IPSI sin reperctir en las cuentas de resultado de los empresarios, así como estudiar “excluir productos tóxicos” y permitir una moratoria del pago de hasta 90 días para las empresas que tengan un stock de difícil salida.

El gobierno añade además que se están manteniendo reuniones de coordinación con la Agencia Tributaria para la puesta en marcha de una “acción combativa contra la mercancía tóxica” y establecer medidas para poder devolver a la Península esas mercancías que no reúnan los requisitos legales en cuanto a su destino o su origen.

Un debate en el que solo MDyC y Caballas pusieron pegas. Para Fatima Hamed la modificación afecta seriamente a los empresarios y supone solo un parche para un problema provocado por la “desidia” del Gobierno. Una iniciativa que incluye también revisiones tarifarias, que deberían ser debatidas aparte, a juicio de Juan Luis Aróstegui que calificó el plan de “corto alcance”.