TARAJAL

Las porteadoras no quieren los carritos por miedo a las avalanchas

Las porteadoras no quieren los carritos por miedo a las avalanchas
Porteadoras carritos Tarajal polígonos compra
Porteadoras carritos Tarajal polígonos compra  

El primer día de implantación del nuevo sistema de porteo, en el que se obliga a cruzar el Tarajal II con un carrito y nunca con la mercancía a la espalda, ha servido a los empresarios de la fase II para comprender que la implantación del nuevo modelo debe ser paulatina. Aunque cueste comprenderlo, todas las mujeres consultadas por Ceuta al Día prefieren cargar los bultos a la espalda.

Dos son las razones principales que esgrimen. Por un lado creen que será más difícil y peligroso tirar del carrito cargado cuando hay aglomeraciones y avalanchas, especialmente en el lado marroquí del Tarajal II, que está además sin asfaltar. Por otra parte les resulta casi imposible venir desde Tetuán o las localidades cercanas en taxi con un carrito. “Seis personas en un taxi sí, pero seis personas y seis carritos los taxistas no quieren, no caben”, explica Maimona, una mujer de avanzada edad que camina con una muleta y que así y todo prefiere cargar con un fardo que arrastrar un carrito de la compra.

Además, añaden, el carrito de la compra al alcance de su poder adquisitivo les permite adquirir como mucho uno de 10 ó 15 euros, que se rompen fácilmente y su capacidad de carga es muy limitada, explica Mustaffa, que hace las veces de intérprete improvisado para Ceuta al Día. Un carrito con cierta robustez ronda los 30 ó 35 euros, una inversión desmesurada para una porteadora. Su solución, en la que coinciden prácticamente todas, es que se olviden de los carritos y se reduzca el tamaño del bulto, aunque cobren menos de los 20 euros por pase que reciben ahora.

Un rechazo inicial con el que contaban los empresarios, conscientes de que la adaptación al nuevo sistema será complicado y no todos se habrán enterado a tiempo, explica Bilal Dadi, presidente de la Fase II de los polígonos del Tarajal. Por ello se dan una semana “de adaptación”. “Queremos ser didácticos, no tajantes, ir poco a poco dignificando el trabajo de las porteadoras”, argumenta, “para mejorar la imagen de los polígonos y de Ceuta”.

Dadi destaca que en los últimos meses ha mejorado sustancialmente la situación de los polígonos comerciales del Tarajal, han desaparecido las avalanchas y los porteadores se ordenan tranquilamente en colas. Un cambio que, explica José María Campos, jefe de seguridad de Sehivipro, se basa en el cambio de modelo de gestión de masas,  eludiendo el uso de la fuerza, a diferencia de lo que se venía haciendo hasta ahora.