El PSOE considera “escandaloso e intolerable” que las mujeres cobren de media un 16% menos que los hombres en la UE

Dos mujeres en los polígonos del Tarajal./archivo

El PSOE de Ceuta, en el Día Europeo de la Igualdad Salarial, quiere hacerse eco de las reivindicaciones realizadas por Iratxe García, Presidenta de la Delegación socialista española en el Parlamento Europeo y portavoz en la comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género, manifestaciones que el Partido Socialista de nuestra ciudad asume como propias.

En el Día Europeo de la Igualdad Salarial, que este año se celebra el 3 de noviembre, Iratxe García, ha calificado de "escandaloso e intolerable" que en la Europa del siglo XXI el sueldo medio por hora de las mujeres sea de un 16,3 por ciento inferior al de los hombres.

El porcentaje de mujeres con titulación superior es del 33 por ciento frente al 29 por ciento de los hombres, una realidad que no se refleja en el mercado laboral. "Nos hemos incorporado al sistema educativo, tenemos mejores cualificaciones… pero las mujeres seguimos sufriendo una mayor tasa de desempleo y una brecha salarial que supera el 16 por ciento de media en la Unión Europea", ha denunciado Iratxe García.

La portavoz socialista ha explicado como esta brecha salarial se produce no sólo porque las mujeres desempeñen los trabajos más precarios, a tiempo parcial o tengan menos promociones, sino que por igual trabajo y las mismas horas una mujer cobra menos que su compañero porque su puesto de trabajo tiene otra denominación o categoría. Por ejemplo, cuando la empleada es una mujer su categoría es la de limpieza, y para el hombre es la de mantenimiento, recibiendo esta última categoría un mayor salario.

Para Iratxe García, esta situación de extrema injusticia es fruto del enorme desequilibrio que existe en nuestras sociedades, donde los hombres disfrutan de determinados privilegios por el simple hecho de serlo.

"Mientras esto ocurra en la UE, las instituciones públicas, desde los organismos comunitarios a los gobiernos nacionales y autonómicos, tienen que comprometerse a poner en marcha políticas que eliminen estas prácticas y cambien esquemas" ha manifestado.

Una de las propuestas que están impulsando los socialistas desde el Parlamento Europeo es la promoción de sistemas no sexistas de evaluación y clasificación de empleos, así como la transparencia de las empresas en materia de salarios, para que hagan públicas las categorías, cuántas mujeres y hombres están empleados en ellas, etc., lo que permitiría desarrollar metodologías de evaluación de los puestos de trabajo y evitar los prejuicios de género que hacen que se haya sistematizado esa brecha salarial. Asimismo, proponen establecer un sistema de buenas prácticas que premie a aquellas empresas que han roto la brecha salarial.

Otra de las iniciativas consiste en poner en marcha auditorías salariales obligatorias de las empresas que cotizan en bolsas de valores en los Estados miembros, a excepción de las pequeñas y medianas, así como un sistema de sanciones para las grandes empresas que no lo cumplan.

"Nuestra obligación y nuestro empeño es acabar con esta injusticia y que más pronto que tarde ninguna mujer tenga que trabajar ni un día del año gratis frente a un compañero que hace el mismo trabajo y echa las mismas horas", ha finalizado.