Los sindicatos admiten su permisividad con la Colaboración Social y exigen acabar con el “desmadre”


Los sindicatos admiten su permisividad con la Colaboración Social y exigen acabar con el “desmadre”

- UGT y CC.OO. explican que no se que quería perjudicar a los trabajadores pero la situación es ya un “desmadre” que afecta a negociados enteros

- “Hay jóvenes preparados esperando su oportunidad y los puestos no salen porque están ocupados por colaboración social”, dicen reclamando unaOferta de Empleo Público

Los sindicatos de clase, UGT y CC.OO. han admitido que su “permisividad” con la Colaboración Social para no afectar a los desempleados contratados ha tenido como consecuencia el “desmadre” que se vive ahora, con alrededor de 600 trabajadores contratados bajo una modalidad que no establece unan relación contractual ni cotiza en la Seguridad Social ni sirve para cobrar un subsidio de desempleo al finalizar el contrato, una cifra que la Ciudad, a través de su presidente, Juan Vivas, rebajó a 350.

Una situación para la que ambos sindicatos exigen una solución urgente: “Tienen que resolver la situación que hay actualmente, hacer un diagnóstico real y preciso de la ubicación de las personas en colaboración social y los que realicen tareas indebidas, que son casi todos, quitarlos de ahí y ponerlos a hacer otra cosa, esta es una cuestión que no admite discusión”, resumió Juan Luis Aróstegui, secretario general de Comisiones Obreras.

“La Ciudad no sabe cuál es el mapa de la Colaboración Social, ni a donde ha llegado”, apunta Juan Carlos Pérez, secretario general de UGT que apunta al cierre del Estadística como un buen ejemplo de la dimensión de este tipo de contrataciones en la Ciudad: “No se puede hacer lo que se ha hecho por ejemplo en Estadística, ahí vemos lo que han hecho, han quitado a estos trabajadores y ha habido que cerrar el negociado porque no había funcionarios para trabajar”.” Son trabajadores explotados, hacen trabajos de superior categoría por menos dinero, no cotizan a la seguridad social ni al desempleo”, explica Aróstegui, “y queremos defender a estos trabajadores pero no a la situación que es insostenible”.

Ciudad sindicatos han llegado a un principio de acuerdo para localizar estos contratos en el Ayuntamiento y ajustarlos a la Ley. “Hay un compromiso de informar a ,los sindicatos de las memorias de colaboración social y de retirar de los puestos estructurales “, detalla Pérez, “el acuerdo intenta retirar paulatinamente estos contratos de puestos estructurales para dar sentido a la Colaboración Social que no es ilegal pero sí su uso”. Un compromiso del que desconfía Aróstegui: “Lo que no me convence es el a partir de ahora, siempre están partiendo a partir de ahora y nunca llegan a ninguna parte”.

Desde CC.O. abogan por convocar una Oferta Pública de Empleo para cubrir todos esos puestos estructurales que ahora se cubren con esta fórmula, mucho más barata para la Ciudad que sólo paga al trabajador l aparte restante entre el que sería su sueldo en ese puesto y su subsidio de desempleo. “Si la ciudad necesita empleo, y lo necesita, lo que tiene que hacer es sacar una Oferta de Empleo Público, porque hay mucha gente esperando una oportunidad, que se convoquen concursos, oposiciones limpias y transparentes para cubrir esas plazas y la colaboración social que haga sus tareas”, propone Aróstegui.