VOLKSWAGEN, LOS PREFERIDOS EN CEUTA

Solo uno de cada seis coches matriculados este año en Ceuta utiliza diésel

Solo uno de cada seis coches matriculados este año en Ceuta utiliza diésel
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El diésel parece tener los años contados. Con el precio de ese combustible casi equiparado al de la gasolina, durante los dos primeros meses de este año solo uno de cada seis turismos y todoterrenos matriculados en la ciudad autónoma (concretamente un 15,91%) usa ese tipo de combustible, un 30% menos que durante el mismo periodo del año pasado.

Desde que comenzó 2019 se han matriculado en Ceuta un total de 176 automóviles de esos tipos, 148 particulares y 28 de empresa. Los que usan gasolina son 139 (un 12% más que en enero y febrero del año pasado) y nueve se mueven con otro tipo de energía (un 5% del total pero con una variación al alza del 80% en términos porcentuales).

En el global del sector, en enero y febrero de 2019 se han matriculado un 4,1% más vehículos que en los mismos meses del año pasado, básicamente gracias al tirón de las compras de empresa, pues las de particulares han caído un 3,2%.

Desde que comenzó el año Volkswagen ha sido la marca que más coches ha puesto en las carreteras en Ceuta (22), seguida de cerca por Hyundai (18), Renault (14), Seat y Nissan (13).

A nivel nacional las matriculaciones de turismos y todoterrenos en febrero descendieron un 8,8% respecto del mismo periodo del año pasado, hasta las 100.701 unidades, con los mismos días laborables que en febrero de 2018. De este modo, ya son seis meses consecutivos de fuertes caídas de las ventas en este segmento.

En segundo mes del año, se consolida la debilidad del mercado de particulares con una caída del 11,7% y 46.272 unidades. Estos datos reflejan que los consumidores siguen sin despejar las incertidumbres en torno al sector del automóvil y continúan retrasando la decisión de compra.

La patronal considera que "los ataques a los motores de combustión, especialmente diésel, por parte de la Administración, que no hacen sino provocar un aplazamiento en la decisión de compra por parte de los
consumidores".