PLAN DE FUTURO

Los técnicos de la Ciudad no comparten la promesa de Vivas de una rebaja general del IPSI al 0,5%

Los técnicos de la Ciudad no comparten la promesa de Vivas de una rebaja general del IPSI al 0,5%
El Gobierno, durante una reunión con los representantes de la Cámara y la CECE.
El Gobierno, durante una reunión con los representantes de la Cámara y la CECE.  
La reunión de la comisión técnica encargada de definir la propuestas para sacar a Ceuta de la crisis desvela contradicciones en el seno de la Administración local para disgusto de los empresarios, la voluntad de la Delegación de no seguir sin los sindicatos y el deseo del PSOE de incorporar a los tránsfugas de Vox.

La comisión técnica que, alrededor de la reformulación de las 140 medidas planteadas por el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, para despejar el horizonte económico de Ceuta, ha vuelto a reunirse este lunes por videoconferencia, no parece tener claro ni qué hacer exactamente ni con qué interlocutores contar. Al PSOE le parece que ahí deberían estar los diputados no adscritos que salieron de Vox y al líder de este partido, que ha reaccionado "como loco" a tal reivindicación, que USO representaría muy bien a los trabajadores.

Más llamativo todavía es que a uno de los representantes técnicos de la Ciudad, Enrique Reyes, no le parezca (como "opinión personal" la ha expuesto) conveniente ni factible una de las grandes aspiraciones políticas del Ejecutivo local, la de dejar el IPSI Importación en el 0,5% y no ya para 'productos gancho' como se planteó inicialmente, sino para todo, una ronda que pagaría el Ejecutivo central, ya que la Administración autonómica tiene garantizada por ley la compensación de esos ingresos.

El gerente de Servicios Tributarios, uno de los representantes técnicos de la Ciudad junto a su homólogo de Procesa, José Diestro, en ese foro, ha dejado clara su opinión al respecto, según han explicado distintos asistentes consultados por este medio. Desde su punto de vista, tal apuesta no servirá ni para mejorar la competitividad del comercio local ni tiene oportunidad económica y política alguna.

Su posición ha levantado ampollas en la patronal, Cámara de Comercio y Confederación de Empresarios, que no solo contaba con verse aligerada de carga fiscal que sería, a su vez, asumida por la Administración General del Estado, sino también con elevar al 75% las bonificaciones a la Seguridad Social, como si esta tuviera ahora una salud económica capaz de soportar cualquier esfuerzo añadido.

El director provincial del SEPE, Juan Bosco (que ha representado a la Delegación junto a Roberto R. Calderay), ha planteado de inicio en la cita, según han relatado varios asistentes, que el sanedrín técnico coordinado por Carlos Rontomé difícilmente llegará a ningún lugar sin la presencia de los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, o sin la implicación de la Administración General del Estado, de la que dependen buena parte de las grandes medidas planteadas, por lo que ha abogado por reconducir el órgano antes de continuar. Solo Caballas y el PSOE han respaldado su planteamiento.

El PP, Vox, el MDyC y los empresarios se han opuesto a cualquier aplazamiento, ya que desde su punto de vista la población sigue con avidez sus avances. Así la cosas, con Rontomé (coordinador), Reyes, Diestro (ambos de la Ciudad), Bulaix (Cámara), Dhanwani (CECE), Redondo (Vox), Fatima Hamed (MDyC), Cristina Pérez (PSOE) y Mohamed Ali (Caballas) como principales interlocutores ha continuado el trabajo de la comisión, en la que la Ciudad también se ha mostrado partidaria de laminar la competencia entre navieras en el Estrecho y avanzar ("no hacen falta seis compañías") hacia un escenario con una sola con contrato con el Estado.

El MDyC ha reclamado que la Delegación y la Ciudad avalen los préstamos ICO a los empresarios, se avance en la captación de inversiones extranjeras y se ligue la compra de billetes baratos de transporte marítimo hacia Ceuta a paquetes turísticos.

La idea de la Ciudad Autónoma es terminar en un plazo de alrededor de un mes el proceso de reflexión y análisis de las propuestas formuladas por el Gobierno local para salir de la crisis estructural que atenaza a la Ciudad.

Los técnicos de la Ciudad no comparten la promesa de Vivas de una rebaja general del IPSI al 0,5%