Los trabajadores de Ceuta pagan la crisis más cara que en ninguna otra parte de España


Los trabajadores de Ceuta pagan la crisis más cara que en ninguna otra parte de España

- El peso de la remuneración de los asalariados en el PIB de la ciudad, que el año pasado marcó récord histórico (1.639 millones), ha caído más de 3 puntos entre 2009 y 2014

- El salario mensual medio bruto en la ciudad, que en 2010 (2.456 euros) superaba en 600 la media nacional, ha caído hasta 2.064

- Los contratos a tiempo completo descendieron en 2015 en la ciudad un 13,86%

- Los sindicatos de clase salen este jueves (19.30 horas, Plaza de los Reyes) a la calle "contra el desempleo, los recortes, la reforma laboral y por la defensa a ultranza de las pensiones"

Los sindicatos de clase, CCOO y UGT, saldrán esta tarde a la calle, a las 19.30 horas en la Plaza de los Reyes en Ceuta, a exigir al Gobierno del PP que se avenga a negociar sus políticas en torno a cuatro pilares fundamentales: contra el desempleo, los recortes, la reforma laboral y la defensa a ultranza de las pensiones.

Para las dos centrales, cuya movilización secunda en la ciudad toda la oposición salvo C's, el precio de la crisis "lo estamos pagando los trabajadores".

Las estadísticas oficiales les dan la razón, singularmente en Ceuta, que a pesar de los lamentos continuos batió el año pasado récord de Producto Interior Bruto (PIB) con 1.639 millones de euros. El peso de las retribuciones de los asalariados en la riqueza de la ciudad autónoma ha caído, sin embargo, más de tres puntos.

En 2009, la retribución bruta de cualquier tipo que hicieron los empleadores a los trabajadores de Ceuta por cuenta ajena, incluyendo todas las cotizaciones a la Seguridad Social, suponía el 56,7% del PIB regional. En 2014, el último ejercicio con datos cerrados en la Contabilidad del INE, su peso había caído hasta el 53,2%.

En paralelo, el beneficio neto de las empresas, los alquileres imputados y el consumo de capital fijo, que el INE engloba en un mismo indicador, el excedente bruto de explotación, sumado a las rentas mixtas (fundamentalmente, empresas sin personalidad jurídica propia distinta a la del propietario) ha aumentado de 566,6 millones, su suelo de 2011, cuando comenzó a gobernar Rajoy, hasta 585,5 en 2014.

Esas diferencias pueden estar justificadas, al menos en parte, por el trasvase de cotizantes a la Seguridad Social de Régimen General (eran 16.888 en noviembre de 2009 y 16.424 el mes pasado) al de autónomos, cuyo número ha crecido durante el mismo periodo en casi idéntico número (de 2.929 a 3.457).

Sin embargo, las cifras del INE en su análisis sobre los salarios medios mensuales brutos por comunidad autónoma ratifica la hipótesis de los sindicatos: en 2010 el sueldo medio bruto al mes de Ceuta era, con mucho, el más alto del país (2.456 euros). El año pasado había caído hasta 2.064, ya por detrás de Madrid, Navarra, País Vasco y Melilla. El diferencial con la media nacional ha pasado de más de 600 euros a menos de 200.

El mercado laboral de la ciudad también registra una deriva preocupante para los sindicatos. Los contratos a tiempo completo descendieron en 2015 un 13,86% con respecto al año anterior, aunque en mayor medida los temporales, 14,70%, que los indefinidos, 4,24%. Por el contrario, la contratación a tiempo parcial registró una variación interanual positiva del 14,71%, los indefinidos se incrementaron un 9,75% y los temporales un 15,22%.