MIL EMPLEOS MENOS

UGT y CCOO reclaman la deuda del Estado con los derechos perdidos con la crisis

UGT y CCOO reclaman la deuda del Estado con los derechos perdidos con la crisis
Representantes sindicales del sector público
Representantes sindicales del sector público  

En estos años de crisis, el sector público ha perdido en Ceuta más de un millar de empleos y quienes han conservado su trabajo han visto como se recortaban derechos ganados a pulso y menguaban los salarios, acumulando una pérdida de poder adquisitivo superior al 13 por ciento en el mejor de los casos. Una situación que hay que revertir, reclaman desde Comisiones Obreras y UGT, unidos para reclamar la deuda que tiene el Estado con los trabajadores, l principales afectados por los años de crisis.

José Manuel Vera, secretario general de la Función Pública de CCOO y Carlos Álvarez, secretario general de UGT de la Administración General del Estado, han comparecido esta mañana, poco antes de concentrarse con el resto de delegados ante la Delegación de Gobierno, para reivindicar la recuperación de los derechos de los trabajadores recortados con la crisis y una subida de salarios acorde con la pérdida de poder adquisitivo acumulada desde el inicio de la recesión, ahora que los indicadores oficiales y el propio Gobierno presumen de ser el país que más crece en Europa. “El PIB crece y los trabajadores son cada vez más pobres”.

No solo los salarios se han visto recortados en estos años de crisis, también los derechos, en especial la negociación colectiva y se ha mermado también el estatuto Básico de los Trabajadores por lo que entienden urgente que los Presupuestos del Estado de 2018 deben contemplar fondos adicionales para el desarrollo de los preceptos establecidos en el Estatuto y que hace una década que están paralizados

Y la oferta del Gobierno no convence a los sindicatos. “Solo ofrece, pese a la recuperación económica, un 5,25 por ciento de incremento en tres años 1,5 en 2018, 1,75 en 2019 y un 2 por ciento para 2020”, ´dando por hecho que la inflación se mantendrá como hasta ahora en el entorno del 3 por ciento, explican, exigiendo una garantía de que, “si están tan seguros” compensarán la pérdida.