Y LA PLAZA DE INGENIERO

UGT denuncia la privatización de la Biblioteca y la parálisis de las consolidaciones y de la oferta de empleo

UGT denuncia la privatización de la Biblioteca y la parálisis de las consolidaciones y de la oferta de empleo
Antonio Ramírez
Antonio Ramírez  

La Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP-UGT) ha convocado a los medios para poner sobre la mesa varias denuncias contra le gestión de la Ciudad, desde el puesto de ingeniero de caminos a la privatización de un servicio público como es la biblioteca del Morro o la paralización de la negociación del convenio, del proceso de consolidaciones o la oferta de empleo público de 2018.

Una lista a la que el delegado sindical de FeSP-UGT, Antonio Ramírez, ha añadido la denuncia de UGT según la cual la Ciudad “se ha comido” 1,3 millones de lo que correspondía a los salarios de los trabajadores de los Planes de Empleo, cantidad muy similar a la que el Gobierno no habría puesto como prometió para los planes de pensiones de los funcionarios. Una cuestión esta última, por la que Ramírez no descarta la unión de todas las centrales sindicales para emprender acciones judiciales.

Para UGT, la licitación de un servicio público para adjudicarlo a una empresa privada “huele mal” y desliza que “en la calle” ya se habla de quienes serán los contratados cuando aún no se sabe la empresa. Una situación que ya se ha dado más veces, recuerda, apuntando el riesgo que entraña contratar trabajadores para una biblioteca mientras otra la gestionan empleados públicos. “En cinco, seis, siete años, me voy al juzgado y ya soy persona laboral”, advierte Ramírez.

El delegado sindical de UGT no dejó pasar la ocasión de recordar la plaza de ingeniero de caminos, una de las pocas que ha convocado la Ciudad (solo otras dos más también de ingenieros) “cuando en todas las áreas que preguntes falta personal”.

Desde UGT, además, reclaman al Gobierno que expliquen cuál es la consignación presupuestaria para esta plaza y cuál su remuneración, datos que deberían reflejarse en las bases de la convocatoria pero no han sido publicados. Ramírez insiste e que el sindicato “no duda de los méritos” de Pedro Sierra, el ya funcionario cuyo nombre vaticinó el propio sindicalista antes incluso de que hubiera aspirantes. Para FeSP-UGT lo sospechoso está en las modificaciones introducidas para el proceso de selección, más sencillo de lo habitual, cambios que no se habían puesto en práctica antes y que no se han vuelto a usar en posteriores procesos.