MOTOR

Los últimos 33 ceutíes que estrenaron coche

Los últimos 33 ceutíes que estrenaron coche
Coches nuevos  peq
Coches nuevos peq  

Treinta y tres ceutíes estrenaron coche en marzo antes de que conducir sin un motivo de fuerza mayor fuera delito. Treinta y tres conductores que sueñan con ponerse al volante de su nuevo coche, cruzando los dedos para que no pierda su característico olor a nuevo. Son los treinta y tres ceutíes que se compraron un coche antes de que el estado de alarma obligara a interrumpir toda actividad comercial que no fuese de primera necesidad. 

Una treintena de vehículos recién salidos de fábrica y con la matrícula lustrosa que probablemente sean los últimos en mucho tiempo, a juzgar por los vaticinios de la patronal del sector, que augura caídas en las ventas cercanas al 90 por ciento en los meses venideros.

La actividad comercial de los concesionarios de automoción españoles como casi todo, se detuvo en seco el momento de la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19 . Aunque todas marcas mantienen activa la venta electrónica, la cruda realidad es que nadie tiene ganas —ni probablemente dinero— para ni tan siquiera pensar en comprarse un coche nuevo. Un escenario en el que no sorprende la caída del 85 por ciento en las matriculaciones de coches nuevos que reflejan los datos de Faconauto, la patronal de las asociaciones de concesionarios oficiales. Y lo que viene puede ser peor: “Las cifras hablan por sí mismas: el descalabro en las matriculaciones es histórico. Con los concesionarios cerrados, esperamos un mercado inexistente o con caídas cercanas al 90 por ciento los dos próximos meses”, vaticina. Una tendencia que no tiene perspectiva de cambio hasta que el país recupere cierta normalidad en todos los sentidos, aunque todavía no sabemos en qué parte del túnel nos encontramos.

Un escenario catastrófico, “sin parangón”, repiten desde Faconauto, que pilla al mercado del motor en Ceuta en pleno frenazo de ventas. En los primeros 14 días de marzo, fecha en la que los concesionarios debieron cerrar sus puertas como todo el comercio, se habían vendido 37 vehículos, 33 de ellos a particulares, solo dos de ellos híbridos. Lo que supone una brusca caída del 54 por ciento respecto a 2019. Un descenso que no puede ocultar la crisis en términos anuales, con un descenso en las ventas del 30 por ciento.

Los últimos 33 ceutíes que estrenaron coche