Vivas pide “confianza en el potencial de Ceuta” para salir de un “bache preocupante”

Vivas pide “confianza en el potencial de Ceuta” para salir de un “bache preocupante”
Juan Vivas
Juan Vivas  

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, en su balance de actuaciones en 2017 y objetivos para 2018, ha pedido “un ejercicio de ilusión, confianza y optimismo”  en el “potencial de Ceuta” para enfrentar el “bache preocupante” que atraviesa la ciudad, estrangulada por el bloqueo de la frontera del Tarajal.

El caos que vive la frontera del Tarajal, colapsada por el porteo y los atascos de una N352 y un paso fronterizo que no dan abasto, “no tiene soluciones mágicas” y el problema de las infraestructuras “se han originado durante décadas” y además es “cosa de dos” y los equilibrios entre España y Marruecos con Ceuta y Melilla de por medio “son tan necesarios como difíciles”.   Es el diagnóstico del presidente de la Ciudad, Juan Vivas, del problema que ahoga la economía de Ceuta y que supone el martirio diario de miles de ceutíes, un problema “complejo” que propone afrontar con un “un ejercicio para transmitir ilusión, confianza y optimismo, porque es una clave para el éxito y no es una cosa que sería infundada”.

La clave para el presidente está por un lado en la confianza en uno mismo, y por otro, en la perspectiva con la que abordamos el problema. “El potencial de crecimiento existe”, subraya Juan Vivas, admitiendo la “preocupante” situación pero pidiendo echar la vista atrás: “reconociendo que en 2017 se ha producido un bache muy preocupante, también es verdad que los cinco años anteriores han sido de dinamismo, crecimiento y renovación en el sector”.

Un optimismo que se sustenta, explica Vivas, en las cifras de contratación: un millar de nuevos cotizantes en 2017 y 5.400 desde que comenzó su mandato, allá por 2001. Cifras quo prueban, explica Vivas, que Ceuta no destruye empleo: “Con la misma rotundidad con la que reiteramos que el paro sigue siendo el principal y más acuciante problema de nuestra ciudad, podemos afirmar que en Ceuta no se destruye empleo, que 2017 ha sido, en lo que se refiere a número de personas dadas de alta en la Seguridad Social, el mejor dato de la serie de los últimos 17 años: 1.000 cotizantes más, de los que había al inicio de la legislatura, y 5.400 más de los que había en 2001, el año en que comenzamos esta andadura (un 33% de incremento)”.

“Que esto no se tome como triunfalismo, sino como un intento de tratar con responsabilidad y objetividad el primer y más acuciante problema de Ceuta”, matizaba el presidente insistiendo en una interpretación de la realidad que le han afeado sindicatos y oposición, recordando que esa contratación no esconde otra cosa que contratos temporales y precarios y que mientras  e Gobierno creo 5.400 empleos, la lista del paro pasó de alrededor de 6.000 a casi 14.000.