2017

La Audiencia confirma la condena por mal trato leve a una maestra de una guardería, en la actualidad en tres colegios

La Audiencia confirma la condena por mal trato leve a una maestra de una guardería, en la actualidad en tres colegios
Una trabajadora pega la placa de Educación Infantil en un centro. /archivo
Una trabajadora pega la placa de Educación Infantil en un centro. /archivo  

La Audiencia Provincial ratificó el pasado mes de diciembre la condena contra una maestra por un delito leve de lesiones (mal trato) a la que había sido condenada en primera instancia toda vez que los padres de un menor de dos años habían interpuesto una denuncia contra ella tras constatar las prácticas que había llevado a cabo con su hijo.

Los hechos que la Audiencia considera probados y que dieron origen a la condena en el primer escalón judicial habrían ocurrido en una guardería local, de la que la trabajadora fue despedida “al día siguiente”, según ha relatado a Ceutaldia.com el padre de la víctima. Si bien, a día de hoy esta docente trabaja como profesora de Religión en la enseñanza pública, compaginando su labor en tres centros diferentes, según ha confirmado el propio Ministerio de Educación.

“En la mañana del día 19 de octubre de 2017 cuando el hijo de la denunciante de dos años de edad se encontraba en [la guardería en cuestión] donde [la profesora] presta sus servicios como trabajadora [prestaba, fue despedida al día siguiente de que los padres pusieran en conocimiento del centro los hechos], en un momento dado el niño parece que se dirige a otro niño que había en la sala de juegos (al parecer, aunque no está probado, mordió el día anterior) siendo que la denunciada lo retira fuertemente para impedir una nueva agresión cogiendo de malas maneras de los brazos sentándolo en una silla en una habitación aneja, y dejándolo allí solo por un tiempo que no se ha podido concretar. Cuando los familiares, concretamente la madre y la abuela del menor, fueron a recoger al menor, les fue entregado no sin antes adoptar una actitud muy nerviosa, siendo que al salir el menor le dio a éste un pequeño golpe en la cabeza por parte de la denunciada, al tiempo que exclamaba ‘venga, tú ya para fuera”, recoge como hechos probados la sentencia de la Audiencia ratificando así los de la primera condena.

Los padres habrían tenido conocimiento de esto al estar observando por las cámaras web disponibles del centro los cuidados de sus hijos. De ahí que fueran a buscar al pequeño al centro. Ese tiempo que “no se ha podido concretar” al que aluden los hechos probados, ronda la hora, según el padre de la víctima. Y la silla era en realidad “una trona de la que no podía bajarse” por sí mismo el menor. Y según uno de los testimonios de otra trabajadora de la guardería y que consta en el expediente judicial, los hechos del día 19 de octubre, serían el segundo capítulo, ya que el día anterior esta trabajadora, compañera entonces de la condenada, “admite cierto trato no muy adecuado al niño el día anterior” por parte de la profesora.

La condena en primera instancia por un delito leve de malos tratos fue de 45 días de multa a razón de 6 euros por día, 270 euros en total.

Repercusión

Hasta el momento, según ha confirmado la propia Dirección Provincial de Educación, no hay notificación de la sentencia a los responsables educativos, se entiende que se debe la ausencia de información a que la condena no obliga a ninguna acción por parte de la autoridad educativa. Si bien, una vez conocidos los hechos en el Ministerio no han descartado que pueda haber alguna repercusión conforme al código disciplinario.

Al tratarse de una profesora de religión, desde el punto de vista del personal es contratada por el Ministerio de Educación y por tanto está sujeta a sus normas, aunque su desembarco en las aulas públicas llega a propuesta de la Delegación Diocesana del Obispado de Cádiz y Ceuta, organismo que también podría tomar cartas en el asunto proponiendo su cese al Ministerio, como antes propuso su contratación, según han explicado desde la Dirección Provincial del Ministerio de Educación. Como sea, ni uno ni otro organismo parecen haber tomado ninguna consideración al desconocer los hechos hasta hoy.