Búscome insiste en la apertura de los comedores escolares en verano porque hay demanda


Búscome insiste en la apertura de los comedores escolares en verano porque hay demanda

- Pide que se abran “no sólo para el alumnado en exclusión social, también para las familias que tienen problemas para conciliar”

- La entidad cree que " los niños y las niñas de Educación Especial deberían beneficiarse de este programa

La Asociación Búscome lamenta que " el Gobierno, con la cantidad de asesores y cargos de confianza que tiene, no haya sido capaz de prever el comienzo de los comedores de veranos justamente después del último día del periodo escolar, para que no hubiera existido días sin que los niños tuvieran un plato que llevarse a la boca"."Estas son las cosas que no entendemos cómo pueden suceder, de la misma forma que no entendemos que aun no haya salido la solicitud de becas para el próximo curso escolar. Todo llega a Ceuta tarde y mal", dice la asociación.

Además, " insistimos en la idea de que la Ciudad tiene que habilitar los comedores no sólo para el alumnado en exclusión social, también para las familias que tienen problemas para conciliar. Tenemos constancia de las plazas que han sobrado en algunos colegios que están dispuestos a colaborar, y del reclamo de algunas personas que han solicitado esta opción. Lo triste es que también tenemos constancia de la negativa de la Consejera para apoyar esta idea. Para dar discursos de apoyo a las familias y de las medidas para conciliar, lo hacen muy bien, pero para plasmar esto en una realidad, ya no tanto".

"Creemos que esto es una discriminación y una cabezonería del Gobierno de la Ciudad y unas ganas enormes de no querer facilitar las cosas, - alega Buscome, que también ha querido poner sobre la mesa un asunto, el alumnado del colegio San Antonio. En esta línea, la entidad cree que " los niños y las niñas de Educación Especial deberían beneficiarse de este programa. Para ello, bastaría mostrar un poco de interés y hablar con el personal especializado".

"Si se van a realizar talleres lúdicos en los colegios, éstos pueden estar adaptados. De este grupo se podría encargar perfectamente el personal del convenio que va a estar trabajando este verano y que lo ha estado haciendo en el colegio de San Antonio. Estos niños, además de tener algunos una situación de pobreza, son más remisos a salir y a disfrutar del ocio. La Ciudad tiene que habilitar todas las herramientas para no poner trabas y ampliar la perspectiva del programa y la igualdad de oportunidades "