SAMSUNG SMART SCHOOL

El CEIP Príncipe Felipe, vanguardia nacional en la mejora de la educación con nuevas tecnologías

El CEIP Príncipe Felipe, vanguardia nacional en la mejora de la educación con nuevas tecnologías
Un alumno del CEIP Príncipe Felipe, trabajando con el material del proyecto 'Samsung Smart School'.
Un alumno del CEIP Príncipe Felipe, trabajando con el material del proyecto 'Samsung Smart School'.  

"Funciona como una alarma que detecta el movimiento y hace un sonido u otro en función de cómo se programe", explica el alumno de 5º de Primaria del CEIP Príncipe Felipe al atónito observador, y el pequeño robot 'chilla' cada vez que el estudiante pasa su mano ante sus ojos. No es un juego. El colegio ceutí es uno de los únicos cinco centros que, en todo el país, continúan en el 'Samsung Smart School'.

La división española de la multinacional coreana lleva un lustro impulsando el aprendizaje a través de la tecnología en centros públicos de Primaria situados en zonas rurales, con alto índice de abandono o riesgo de brecha digital en el marco de su estrategia de responsabilidad social corporativa.

Su objetivo es “aprender a utilizar la tecnología en las aulas de forma que se produzca el cambio metodológico necesario en el siglo XXI” y su éxito radica en “la formación del profesorado, introduciendo la tecnología de forma transparente en el aula, como una herramienta más de aprendizaje y nunca como un fin”. Se trabaja en proyectos colaborativos y el resultado es “una transformación total”.

samsung smart school verticalLos datos del último estudio de autoevaluación revelan un claro incremento de múltiples competencias en el alumnado involucrado: la digital se incrementa un 12,5% de media y le sigue la Matemática y la básica en Ciencia y Tecnología, que en el primer año de medición crece un 7,9%.

Para constatarlo de primera mano esta semana han visitado el CEIP anexo a la frontera los responsables de Educación y Ciudadanía Corporativa de Samsung, Diego Granja y Jana González, respectivamente; y Mari Carmen Montoya, asesora del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF) del Ministerio de Educación.

Los tres, junto a la jefa de la Unidad de Programas Educativos (UPE) de la Dirección Provincial, Tula Fernández, y el asesor José Luis Calvo se han acercado este jueves hasta el colegio para “ver cómo se emplean las Nuevas Tecnologías proporcionadas, conocer los primeros pasos del proyecto que este año versa sobre realidad virtual y escuchar sugerencias y propuestas de mejora”.

El objetivo de la iniciativa, en palabras de Montoya, es “utilizar la tecnología para aprender, para crear”. “Dar una tableta a un niño", distingue, "puede ser una herramienta muy peligrosa o muy beneficiosa: ahí es donde los profesores, con la formación adecuada, encuentran esos caminos para convertirles en creadores porque no hablamos de instrumento pasivos sino para crear que ofrecen muchas posibilidades”.

Según el coordinador del proyecto en el centro, David González, el CEIP se implicó hace dos años y medio en el programa, en el que también ha participado el CEIP Ramón y Cajal. El curso pasado se trabajó en robótica y con el paso del tiempo ya ha implicado a todas las unidades de quinto y sexto de Primaria, un total de unos 150 estudiantes en los que se aprecia de primera mano un incremento de su “motivación” y de su rendimiento.

González está especialmente orgulloso del compromiso del Claustro con una apuesta firme (es el único centro que ha configurado asignaturas de libre configuración del currículum en el área de Cultura Digital) a la que se quiere dar recorrido a medio y largo plazo, también con el alumnado de Infantil. De Samsung se espera que aporte al menos 25 tabletas más a la dotación del colegio y que el INTEF contribuya con mobiliario y más formación docente para poner en marcha un Aula del Futuro consolidada, propósito que también persigue el CEIP Ortega y Gasset.