EID AL FITR

Celaya ve lógico contemplar al menos una fiesta escolar musulmana en una ciudad como Ceuta

Celaya ve lógico contemplar al menos una fiesta escolar musulmana en una ciudad como Ceuta
Celaya es miembro del Foro de la Educación.
Celaya es miembro del Foro de la Educación.  

Aunque no en todos los despachos ha sentado bien que el Foro de la Educación haya incluido la Pascua islámica de final de Ramadán, Eid Al Fitr (viernes 15 de junio), en el calendario escolar del curso 2017-2018, para el consejero competente del Gobierno local, Javier Celaya, la decisión no puede ser más normal y lógica atendiendo, entre otras cosas, a que "la mayoría" del alumnado es de esa confesión y cultura.

Por si faltasen razones, el consejero ha recordado también que en 2018 la festividad musulmana que se contempla desde 2010 en el calendario laboral y escolar, la Pascua del Sacrificio, Eid El Kebir, caerá en agosto, por lo que no tiene efecto sobre la actividad académica.

Más aún, frente a los que ven un riesgo en la posibilidad de que la observación de la luna que marca el inicio de la celebración no coincida con la fecha señalada, Celaya ha remarcado que este mismo año se puso un festivo como día de libre disposición local para coincidir con Carnaval "pero finalmente quedó un tanto descafeinado al no quedar cerca ni del Concurso Oficial de Agrupaciones ni de la Cabalgata".

El Foro, órgano consultivo que reúne a todos los agentes educativos, sociales, económicos e institucionales de Ceuta para, entre otras competencias, proponer un calendario escolar al Ministerio, que es el que tiene la última palabra para ratificarlo o no, asumió por mayoría (solo la representación de UGT votó en contra) una propuesta del secretario general de CCOO, Juan Luis Aróstegui, para prescindir de colocar como no lectivo el 12 de febrero, tal y como habían consensuado inicialmente la Junta Docente y la Dirección Provincial, y sustituir esa fecha por el 15 de junio.

Las clases comenzarán el 11 de septiembre y terminarán el 22 de junio de 2018: 175 días lectivos, como exige la Ley, con un primer trimestre más cargado (69 días de clase por 55 el segundo y 51 el tercero) con dos periodos vacacionales de 18 jornadas cada uno en Navidad y Semana Santa (con 'semana blanca' a continuación) y tres 'puentes'.

Serían festivos el 12 de octubre, el 1 de noviembre, el 6 y el 8 de dicimbre, el 1 de mayo y el 13 de junio. Tres días de libre disposición permitirán crear otros tantos ‘puentes’, los correspondientes al 12 de octubre, que cae jueves y tendría como jornada no lectiva también la del viernes; el ‘acueducto’ que generarían las festividades de la Consitución (miércoles) y La Inmaculada (viernes), ya que no habría clases desde el 5 hasta el 11 de diciembre; y el martes Primero de Mayo, al que se propone juntar como festivo también el día anterior.

Las vacaciones de Navidad se extenderían desde el sábado 23 de diciembre hasta el domingo 7 de enero, ambos inclusive, mientras que las de Semana Santa se alargarían desde el sábado 24 de marzo hasta el lunes 9 de abril.