SIN CONVENIO

Ciudad y Ministerio obligan a los colegios a gestionar en el filo de la navaja las partidas de becas y comedores

Ciudad y Ministerio obligan a los colegios a gestionar en el filo de la navaja las partidas de becas y comedores
Representantes del Gobierno local y el Ministerio, en una imagen de archivo.
Representantes del Gobierno local y el Ministerio, en una imagen de archivo.  

Un mes después de que el consejero de Educación, Javier Celaya, anunciase en el Pleno la firma de un convenio para regular la gestión de los comedores escolares, en los colegios de Ceuta cunde el "malestar” por la “perpetuación de una situación que debería haber sido provisional y que se consolida en el tiempo sin horizonte definido”.

El problema no es de falta de dinero, como otras veces, pues tanto el Ministerio como la Administración local están cumpliendo con los calendarios de pagos a los centros, sino de "legalidad" en la gestión de los fondos.

Desde la puesta en marcha del programa de gratuidad de libros de texto, el otro flanco de la incertidumbre, los equipos directivos han gestionado de la mejor y “más transparente” forma posible las partidas que han recibido de la Ciudad para evitar a las familias del alumnado con menos recursos tener que enfrentar ese desembolso con el inicio de cada año académico.

Así, en la mayoría de los casos se han solicitado presupuestos a distintos posibles suministradores y se han elegido los más económicos. Sin embargo, al no “regularizarse definitivamente” la gestión, los colegios, que a diferencia de los IES no tienen capacidad para convocar concursos públicos, se ven año tras año “ante la disyuntiva de renunciar al programa, con el consiguiente perjuicio que traería para estudiantes y familias, o repetir una presunta irregularidad: no licitar gastos que superan la cuantía mínima que lo exige [18.000 euros] y que tampoco se pueden ni se deben fraccionar”.

En la gestión de los suministros de comedores la problemática para los centros es “muy parecida” a la que se encuentran para adquirir los libros.. Los colegios no han recibido el listado que Asuntos Sociales se comprometió a hacer de los alumnos que deben seguir siendo beneficiarios del servicio sí o sí el próximo año y la Dirección Provincial tampoco ha emprendido el camino de “reflexión y debate” que dijo tener pensado iniciar al respecto tras el “caos” al que se ha llegado en muchos centros, con áreas comunes habilitadas para comer y turnos duplicados o triplicados.