POLIDEPORTIVO A SALVO

El entuerto del colegio Príncipe Felipe

El entuerto del colegio Príncipe Felipe
Protesta de los padres y madres de alumnos del colegio Príncipe Felipe.
Protesta de los padres y madres de alumnos del colegio Príncipe Felipe.  

El caos de la frontera, sumado al caos de las obras de remodelación de la N352, han agudizado aún más los problemas de accesibilidad de los vecinos de la barriada del Príncipe. Problemas que alcanzan el calificativo de entuerto en el caso de colegio Príncipe Felipe, casi al borde de la frontera y en medio del caos del porteo, dificultando el acceso de las familias y a veces incluso impidiendo la entrada de los chavales al centro y a veces imposibilitando.

“Los vecinos de Loma Colmenar tienen que elegir entre ir por el monte con las cabras o dar un enorme rodeo”, lamentaba el portavoz de Caballas, Mohamed Alí en la última sesión plenaria. Pero solución, de momento, no hay.

“Soy perfectamente de este problema, donde realmente es un problema de orden público vinculado a la frontera. Los colapsos que s e producen con el paso de vehículo, los porteadores...”,  explica el consejero de Educación y Cultura, Javier Celaya, que insiste en que seguirán coordinándose con la Guardia Civil y la Policía Local para garantizar el acceso al centro educativo. “Los servicios de limpieza hacen trabajos especiales  para evitar la acumulación de cartones, pero es verdad que por el sitio en que se encuentra tiene esa problemática que se mejora la problemática de la frontera irá desapareciendo”, arguye.

Ni hablar de traslado

Pero de traslado del centro, ni hablar. La problemática del colegio Príncipe Felipe está sobre la mesa de la Consejería, el problema no es nuevo, apunta “Se ha hablado el traslado del colegio, pero un centro no se puede improvisar de un día a otro. Ahora mismo, hemos hablado con el nuevo Gobierno para mantener los planes de inversión y dentro  de los compromisos está un centro en el área de Loma Colmenar”, adelanta Celaya, “no obstante, que ese nuevo colegio sustituya al Príncipe Felipe es quedarnos con el mismo número de plazas, con el problema de ratios tan elevadas que tenemos. La idea no pasa por cerrar el Príuncipe Felipe y solucionar el problema de la frontera y que de alguna manera las administraciones mimen más al colegio”

Polideportivo a salvo

El primer paso en esta terapia de mimos para el colegio Príncipe Felipe  será remodelar y poner el uso el polideportivo del centro, condenado a la demolición en el primer proyecto de reforma de la frontera del Tarajal. Pero con el nuevo proyecto queda a salvo de las obras y la Ciudad prevé su reforma y mejora de las instalaciones para el próximo curso.