La FAMPA llama a las familias a la insumisión frente a las 'reválidas' al alumnado de Primaria


La FAMPA llama a las familias a la insumisión frente a las 'reválidas' al alumnado de Primaria

- Todos los estudiantes de tercer curso se someterán a una evaluación el martes, como los de sexto el miércoles y el jueves

- El Ministerio afirma que las evaluaciones buscan “detectar dificultades de aprendizaje tanto de alumnos como de centros” con análisis "anónimos" y "resultados ponderados en función del nivel socioeconómico y cultural”

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAMPA) de Ceuta no se fía de los compromisos del Ministerio, que asegura que las evaluaciones prescritas en la LOMCE para el alumnado de tercer y sexto curso de Primaria no tendrán consecuencias sobre su expediente académico ni se publicarán resultados que permitan establecer ‘rankings’ de centros. “Lo único que se puede hacer para garantizar que esas pruebas no tengan consecuencias es no presentarse porque si las familias no llevan a sus hijos al colegio, no les evaluarán”, ha resumido Mustafa Mohamed sobre unas ‘reválidas’ que, en tercero, ya se efectuaron el año pasado y se repetirán el martes. Para el alumnado de sexto, tendrán lugar por primera vez el miércoles y el jueves de la próxima semana.

La FAMPA también anima a los progenitores a no rellenar los cuestionarios de contexto que acompañan a la evaluación de sexto de Primaria para conocer el nivel socioeconómico de los centros educativos porque, a su juicio, “solo aportan información sesgada e innecesaria”.

En declaraciones a Ceutaldia.com, Mohamed se ha mostrado contrario a que el Ministerio utilice a las ciudades autónomas como “conejillos de indias” para seguir desarrollando la ‘ley Wert’ mientras casi todas las Comunidades Autónomas han anunciado que utilizarán sus propios criterios para hacer la evaluación final, la mayoría con docentes de los centros educativos y no con personal externo.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MDyC) ha alertado de que negarse a realizar la evaluación final de Primaria de la LOMCE “priva a la Administración educativa de una información relevante para detectar los problemas y aportar recursos adicionales allí donde se necesiten”. “Se dificultan los procesos de mejora continua que deben presidir la practica educativa de todos los centros”, ha avisado. La Administración dice que las pruebas solo buscan “detectar dificultades de aprendizaje tanto de alumnos como de centros” con análisis anónimos y resultados ponderados en función del nivel socioeconómico y cultural”.

La LOMCE establece la realización de una evaluación “de carácter diagnóstico” en tercer curso de la Educación Primaria de forma “individualizada” y “a todos los alumnos” para “comprobar el grado de dominio de las destrezas, capacidades y habilidades en expresión y comprensión oral y escrita, cálculo y resolución de problemas en relación con el grado de adquisición de la competencia en comunicación lingüística y de la competencia matemática”.

También prescribe que “al finalizar el sexto curso de Educación Primaria, se realizará una evaluación individualizada a todos los alumnos en la que se comprobará el grado de adquisición de la competencia en comunicación lingüística, de la matemática y de las básicas en ciencia y tecnología, así como el logro de los objetivos de la etapa”.

La FAMPA llama a las familias a la insumisión frente a las 'reválidas' al alumnado de Primaria