El Foro propone al MECD que amplíe las zonas de influencia de cada colegio y que no todas sean excluyentes

Entrar en el CEIP Lope de Vega este curso exigió sumar más de 9 puntos.

El Foro de la Educación de Ceuta ha acordado pedir a la Administración revise el mapa de áreas de influencia y limítrofes de cada centro educativo con fin de ampliarlas sin que todas sean excluyentes entre sí, como ocurre ahora. El cambio, tal y como está concebido, no acabaría con el sistema, como se hizo en Madrid, pero vendría a flexibilizar situaciones como las que se dan en zonas como el centro o el Polígono, donde una familia, en función de si vive en un portal u otro, puede contar con puntos para acceder a un colegio pero no a otro aunque le quede igual o más cerca incluso de su vivienda.  

La propuesta al MECD pasa porque algunas áreas de influencia puedan solaparse a la hora de contar con el máximo de puntos para concurrir a la matriculación de cualquiera de centros tan cercanos como el CEIP Juan Morejón, el Ciudad de Ceuta y el Mare Nostrum, por ejemplo. En el centro sucede algo parecido con la rigidez actual y el año pasado el CEIP Lope de Vega fue el que exigió mayor puntuación, por encima de 9, para la escolarización.

De acuerdo con la normativa vigente, que prescribe “prioridad en el área de escolarización que corresponda al domicilio o al lugar de trabajo de alguno de sus padres, madres o tutores legales”, la existencia de hermanos matriculados o progenitores trabajando en el colegio de preferencia y que el domicilio familiar (entendido como “en el que vive habitualmente el alumno”) esté situado dentro del área de influencia del centro solicitado son los aspectos que más puntos otorgan, ocho, en el proceso de escolarización.

A continuación (6 puntos) se barema que el lugar de trabajo de uno cualquiera de los padres, madres o tutores legales, esté situado dentro del área de influencia. Si el domicilio o l oficina se ubica en zonas “limítrofes” solamente se conceden dos puntos.

La Dirección Provincial puede solicitar de la Ciudad “la colaboración necesaria” para delimitar las zonas de influencia y limítrofes de los diferentes centros con un requisito: que dé lugar a “una oferta suficiente de puestos del segundo ciclo de Infantil, de la educación básica y del Bachillerato para atender las necesidades de la población de cada área y garantizar la libre elección de centro” por parte de las familias.

En paralelo, el Ministerio deberá retocar  también la adscripción de colegios e IES tras la apertura del nuevo CEIP Ciudad de Ceuta y el posible traslado del ‘Puertas del Campo’ a El Morro.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, vanguardia de la política del PP y ejemplo para el Ministerio durante años, aprobó en 2013 un decreto de libertad de elección de centro escolar que eliminó todas las áreas de escolarización y de influencia y estableció la zona única educativa con el argumento de "permitir la libertad de elección de centro sostenido con fondos públicos" en todo su territorio.