ESTRUCTURA ABIERTA

El Grupo de Investigación del Campus se refunda en torno al uso conocimiento "abierto" para la "acción social"

El Grupo de Investigación del Campus se refunda en torno al uso conocimiento "abierto" para la "acción social"
Imagen de la presentación del Grupo de Investigación.
Imagen de la presentación del Grupo de Investigación.  

El Campus Universitario de Ceuta ha acogido este martes la puesta de largo del único Grupo de Investigación de la UGR en la ciudad autónoma, el HUM-840, que con José Antonio Liébana como coordinador ha producido hasta ahora decenas de artículos, libros, capítulos y tesis bajo el título ‘Desarrollo infantil y adolescente. Factores de riesgo’. A los diez años, ha cambiado de nombre para pasar a denominarse ‘Conocimiento Abierto para la Acción Social (CAAS)’.

Con Fernando Trujillo como nuevo coordinador, el Grupo de Investigación se remoza con “nuevos miembros”, “más temáticas” bajo su lupa y en su diana y “la misma ilusión”, tal y como han explicado en breves exposiciones, entre otros, Adrián Segura, Elisabel Cubillas, Julio García Ruda, Santiago Real y Ángel Quero.

El HUM-840, su denominación académica, aspira a ofrecer el marco idóneo para que los docentes del Campus puedan desarrollar su labor docente e investigadora pero no se limita a ser “un grupo de profesores universitarios” y aspira a erigirse como “un grupo de investigación” que dé cabida a personal de administración y servicios, alumnos y otros agentes sociales que compartan el reto de "generar conocimiento abierto para contribuir al procomún, favorecer procesos de transformación social positiva y garantizar el bienestar de toda la ciudadanía".

“El conocimiento es abierto si cualquiera es libre de acceder a él, usarlo, modificarlo y compartirlo, estando sujeto a lo sumo a medidas que preserven su autoría y su apertura”, reza uno de sus principios fundacionales inspiradores desde la certeza de no querer encerrarse en una “torre de marfil” sino de buscar “el barro y la trinchera”, la “acción social”, la capacidad para plantear “soluciones o al menos propuestas fundamentadas” para los problemas de la sociedad.

El Grupo de Investigación está en Ceuta pero no renuncia tampoco a, desde la “implicación local”, buscar la “acción global”. “Zarpamos con la ilusión de lo posible y la fortaleza de lo necesario”, ha resumido Antonio González sobre un proyecto que también implica a docentes de la Facultad de Ciencias de Salud en busca de la “interdisciplinariedad” en una apuesta por “no tener líneas sino entornos de investigación para ser exploradores de un mar abierto”.

La hora de ruta del proyecto incluye, en junio, una sesión de formación y, en paralelo, la búsqueda de fondos (“la tarea más compleja”, ha advertido Trujillo) para poder empezar a ver resultados a la vuelta de aproximadamente “un año”. Su plan de investigaciones y publicaciones ya incluye la participación en una iniciativa nacional sobre innovación educativa y su agenda en eventos científicos incluye como primera cita el Congreso Iberoamericano de Docentes que acogerá Algeciras en diciembre.