EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

El IES Almina comparte su experiencia educativa en un encuentro nacional de docentes en Madrid

El IES Almina comparte su experiencia educativa en un encuentro nacional de docentes en Madrid
Rivera ha participado en una mesa de debate.
Rivera ha participado en una mesa de debate.  

La jefa de estudios del Instituto de Enseñanza Secundaria Almina, Veronica Rivera, ha participado durante este fin de semana en el ‘VII Encuentro Nacional de docentes en Educación para el Desarrollo. Creando Redes’. El evento se está celebrando en la localidad madrileña de Guadarrama que se ha convertido en un punto de encuentro de docentes comprometidos e innovadores de todo el territorio nacional.

Rivera ha participado en una mesa de debate titulada ‘Migraciones: respuestas violentas y estereotipos negativos que fragmentan la convivencia y el papel de la escuela como espacio de construcción de paz’. En la misma ha presentado proyectos como ‘Español en inmigración’ o ‘Los raíles de un sueño’.

En esa misma mesa han tomado parte también la representante de Cooperación Española (AECID) en Senegal, Ruth Jaramillo, el director de la oenegé Hahatay, Mamadou Dia, la abogada Elena Serrano y la representante de la red de docentes para el desarrollo, Mar Romera.

El IES Almina fue galardonado en 2014 con el VI Premio Nacional de Educación para el Desarrollo ‘Vicente Ferrer’ por el proyecto Enamóra+e, realizado en colaboración con Cruz Roja Española. De ahí que se cuente con el centro para esta clase de encuentros.

El título del encuentro para este año es ‘Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible’. Los organizadores, nada menos que el Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) se han marcado como objetivo para este encuentro abordar asuntos como los objetivos de desarrollo sostenible, la positiva contribución de los migrantes al crecimiento inclusivo y al desarrollo sostenible y la necesidad de generar espacios de paz como base de una sociedad más pacífica, justa e inclusiva.

La cita sirve también para favorecer el intercambio y la reflexión sobre la educación para el desarrollo, intercambiar buenas prácticas educativas,  conocer la realidad de las migraciones o incorporar la educación para el desarrollo en los proyectos propios como señas de identidad de los centros educativos, entre otros logros.