ACCESOS AL COLEGIO

Niegan haber desatendido al alumnado del CEIP Príncipe Felipe, que tendrá buses pero no a la frontera

Niegan haber desatendido al alumnado del CEIP Príncipe Felipe, que tendrá buses pero no a la frontera
Imagen de varias personas por un terraplén evitando el rodeo que obligan a dar las obras.
Imagen de varias personas por un terraplén evitando el rodeo que obligan a dar las obras.  

La Dirección Provincial del Ministerio de Educación y la Delegación del Gobierno siguen trabajando en dar una solución a los niños escolarizados en el CEIP Príncipe Felipe que viven fuera de las barriadas del Príncipe y que, por carecer de vehículo familiar, sufren un problema mayúsculo a la hora de ir hasta su colegio desde que la obra de la N-352 obliga a dar un rodeo kilométrico.

Visto que cualquier solución por la zona donde se ejecutan los trabajos es inviable, como ha explicado este lunes el director provincial, Javier Martínez, la solución parece que será un autobús con paradas en Miramar y Loma Colmenar pero no en la frontera, aunque la Administración reconozca que hay estudiantes matriculados que cruzan cada día el Tarajal.

Martínez, que hasta hace nada era presidente de la Comsión de Garantía de Admisión, ha recordado que para obtener plaza escolar hay que presentar un certificado de empadronamiento de la Ciudad y que todos los matriculados lo hicieron, por lo que no habrá ninguna campaña inquisitorial ni presuponiendo que se expidieron certificados al tuntún.

El director provincial ha negado también con contundencia que se pueda acusar a la Administración de haber desatendido la problemática, ya que "el 3 de septiembre ya hubo un inspector de la Dirección en el colegio y fue este el que nos pidió unos días para ver cómo evolucionaba la situación y el número de afectados".

Ahora el Ministerio aguarda su dictamen definitivo tanto para elegir vehículo como para dar un margen de cambio horario pequeño y transitorio (entradas y salidas quince minutos antes o después) que permita dar una solución.