CON 1,5 PUNTOS

El MECD propone que los centros puedan primar a hijos y hermanos de antiguos alumnos en la escolarización

El MECD propone que los centros puedan primar a hijos y hermanos de antiguos alumnos en la escolarización
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Ministerio de Educación propone cambios en la Orden que regula la admisión de alumnos "atendiendo a la demanda procedente de las propias ciudades autónomas" y "al principio de autonomía de los centros docentes" para "reforzar la libertad de las familias en la elección" con un nuevo criterio complementario valorado en 1,5 puntos y limitado a tres supuestos que será "clave" en un proceso siempre controvertido en la ciudad..


El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) ha presentado al Consejo Escolar del Estado el borrador de una nueva Orden para regular la admisión de alumnos en los centros públicos y privados concertados que imparten el segundo ciclo de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato en Ceuta y Melilla que introducirá un "nuevo criterio complementario" que podrá ser acordado por el órgano del centro educativo que sea competente en materia de admisión "según criterios públicos y objetivos" para dar 1,5 puntos a determinados alumnos.

Los puntos de libre disposición ya existen en la normativa de regiones como Madrid, que eliminó las zonas de influencia y que, abanderando la mayor "libertad de elección" posible para las familias, permite a los colegios dar un punto sobre criterios tan abiertos que se ha llegado a proponer para quienes no tienen padres en paro.

La idea del MECD es no ir tan lejos y limitar la concesión 1,5 puntos, que según las fuentes consultadas serán "clave" para dilucidar los múltiples empates que se producen en el siempre controvertido proceso de escolarización en Ceuta, a tres supuestos. En caso de que en un futuro alumno confluyan dos o más de esas circunstancias "solo podrá baremarse una de ellas".

Podrían recibir esos puntos los hijos o hermanos de antiguos alumnos del centro para el que se solicita plaza; quienes hubiesen estado matriculado previamente en otras etapas educativas; y aquellos con algún familiar "hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad" que tengan la "condición de trabajador en el centro", según establece literalmente el borrador de nueva Orden, a cuyo contenido ha tenido acceso Ceutaldia.com.

Esta novedad viene, según el Ministerio, "atendiendo a la demanda procedente de las propias ciudades autónomas" y "al principio de autonomía de los centros docentes". Además, la Administración considera que de esta forma se vendrá a "reforzar la libertad de las familias en la elección de centro y al mismo tiempo se otorgará mayor protagonismo a los centros" con la aplicación de esta propuesta de nuevo baremo:

propuesta baremo

La Orden vigente, de 2015  concede 8 puntos al solicitante por tener hermanos matriculados en el centro o  por padres, madres o tutores legales trabajando en el mismo. Si el domicilio familiar está situado dentro del área de influencia otorga también 8 puntos y seis si lo está el lugar de trabajo “de uno cualquiera de los padres, madres o tutores legales”. Si se ubican en un “área limítrofe” se valora con dos. Tener rentas “iguales o inferiores al salario mínimo interprofesional” vale un punto y discapacidad en el propio alumno a partir del 33%, dos. La situación de familia numerosa de carácter especial otorga dos.

Solo en el caso de Bachillerato se prima también la nota media del curso anterior: cinco puntos si fue Sobresaliente, tres en el caso de Notable y dos por Bien.

Familias numerosas y prematuros

Otra novedad del borrador de nueva Orden pasa por “habilitar la posibilidad de que en el proceso extraordinario de escolarización todos los hermanos de la misma unidad, en los casos de familias numerosas, puedan escolarizarse en el mismo centro”, aunque actualmente tener hermanos matriculados en el preferido ya concede 8 puntos.

El procedimieto se iniciaría según la propuesta ministerial a solicitud de los padres comunicando la existencia de la condición de familia numerosa con el libro de familia correspondiente. La Dirección Provincial deberá solicitar un informe de la Inspección educativa para "valorar la corrección de las ratios en el procedimiento seguido y si han sido respetados los derechos del menor y de la familia y se han tenido en cuenta las condiciones del centro escolar" con el fin de "autorizar o denegar la escolarización de los hijos de la unidad familiar en el mismo centro".

Aunque sean muy pocos casos cada año, también se prevé la flexibilización para la incorporación a un nivel inferior al correspondiente por la oficial en el caso de niños con condiciones de "prematuridad extrema", nacidos por ejemplo a los seis meses de gestación.

El procedimiento sería muy parecido al de las familias numerosas pero la solicitud debería ir acompañada de un informe médico que acredite la condición de prematuridad extrema en el alumno.