A PROPUESTA DE FECCOO

El MEFP dictará directrices para homogeneizar los criterios de los Tribunales de las oposiciones

El MEFP dictará directrices para homogeneizar los criterios de los Tribunales de las oposiciones
Martínez, Díaz, Martínez y Cornax, durante su reunión.
Martínez, Díaz, Martínez y Cornax, durante su reunión.  

La Dirección Provincial del Ministerio de Educación se ha comprometido a asumir casi todas las propuestas que le ha trasladado la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FECCOO) de Ceuta para mejorar el sistema de acceso a la función pública docente desde las próximas oposiciones, en las que se prevé convocar 90 plazas de profesores de 20 especialidades.

La nueva secretaria general de FECCOO en Ceuta, Lorena Díaz, y su secretaria de Organización, María Ángeles Martínez, han planteado a Javier Martínez y el jefe de la Inspección, Juan Carlos Cornax, siete medidas concretas. La única que se ha rechazado totalmente es la de modificar la valoración actual de cada una de las partes que componen la primera prueba (30% teórico y 70% práctico) para implantar unos porcentajes “más equilibrados”, ya que el equipo de Javier Martínez considera que mientra se mantenga su carácter eliminatorio de esta forma se prima adecuadamente el ejercicio docente sobre la habilidad memorística.

El Ministerio sí publicará una ‘Determinación de los Criterios de Actuación de los Tribunales y Homogeneización de los mismos’ con los criterios de corrección, la homologación de indicadores y los criterios de calificación para cada una de las partes de la fase de oposición. Si no sale simultáneamente con la publicación de la bases de la oferta pública de forma oficial, como se hace por ejemplo en Andalucía, la Dirección Provincial elaborará un documento con idénticas claves para su aplicación en la ciudad autónoma.

Suprimir el “cuadernillo” para que cada opositor pueda organizar siguiendo sus propios criterios la confección de su examen es otra de las iniciativas expuestas por Díaz que la Dirección Provincial ha recibido con disposición. Lo mismo ha sucedido con la petición de implantar el sistema de “código de barras” para preservar el anonimato de los aspirantes ante el tribunal. Si, por razones presupuestarias, los Servicios Centrales del MEFP no lo hacen, a nivel local se elaborarán códigos alfanuméricos con idéntica finalidad.

Para terminar, la Administración también ha aceptado  si hay consenso sindical estudiar y aplicar la propuesta de distribuir las plazas por el número de opositores asignados a cada tribunal en el caso de que se produjera desdoblamiento en alguna especialidad; y, en el caso que algunas de las plazas convocadas quedaran desiertas, acumularlas a otras de las modalidades incluidas “en la misma convocatoria y especialidad”.