La residencia fiscal, bajo la lupa en el II Congreso Internacional sobre Movimientos Migratorios de la UNED

Martín y Jimeno han sido dos de los ponentes en la primera jornada del Congreso.

El Salón de actos del Campus ha acogido este miércoles por la tarde la primera jornada del II Congreso Internacional sobre Movimientos Migratorios de la UNED de Ceuta, una cita concebida para "analizar los retos presentes y fututos del fenómeno de la migración" que terminará este viernes y que ha abierto su director y profesor de Derecho Penal de la UNED, Juan Manuel LaCruz.

Tras él, el doctor por la Universidad de Granada Fernando Jimeno ha pronunciado una ponencia titulada 'Inmigración y cuidados de larga duración: análisis sobre investigaciones'. El profesor de Derecho Financiero de la UNED Isidoro Martín ha cerrado la sesión vespertina con una charla sobre 'Residencia fiscal e inmigración: criterios para determinar la residencia y sus consecuencias'.

Martín ha repasado el marco de tributación en España para los inmigrantes y las claves de la residencia fiscal, así como sus diferencias con las normas de determinación de la permanencia para tributar en una u otra Autonomía, un asunto que no deja de generar controversia en Ceuta.

Según el profesor, mientras que en terminos de país "se establecen tres criterios: la permanencia, los 183 días; el núcleo económico, donde hay más rentas o bienes; y la presunción familiar cuando un cónyuge está en el extranjero y otro en España", entre Autonomías "hay una especialidad, que no se exigen 183 días sino residir más porque se puede vivir en tres Comunidades a lo largo del año".

Otro criterio sería dónde se exigen las rentas, dónde se trabaja, y finalmente la última residencia declarada, un criterio formal. "La diferencia radica en que en el ámbito estatal los criterios son alternativos, cualquiera de ellos vale para determinar la residencia, y se puede acudir a uno o a otro. En el autonómico son subsidiarios, primero la permanencia, y prácticamente nunca se ha llegado al segundo", ha advertido.

Desde su punto de vista "en un país con libertad de movimientos sin fronteras ni controles es muy difícil demostrar indubitadamente dónde se está 183 días". La Agencia Tributaria ha venido rechazando como pruebas la inscripción en el Registro o el certificado laboral en el caso de los funcionarios "porque duda de que eso se corresponda con la realidad y se suele acudir a criterios indiciarios como dónde está escolarizado un hijo, dónde se consume...". "Además", ha recordado Martín, "no se ha tenido muy en cuenta que la norma dice que las ausencias esporádicas, las vacaciones, computan a la hora de calcular los 183 días y ahí está la clave: si resido en Madrid y me voy de vacaciones a Murcia, como tengo intención de regresar, serían días computables a Madrid".

Este jueves, también a partir de las 17.00 horas, intervendrán en el Congreso la doctora en Antropología y profesora de la Universidad de Huelva María Sol Tarrés, que hablará sobre “Religión e integración en contextos migratorios' y Lacruz, que tratará 'La expulsión de ciudadanos extranjeros como sustitutivo de la pena de prisión: en busca de un lugar en el sistema penal'. A las 19.30 horas,  el director del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Ceuta, Ricardo Espíritu, pronunciará la conferencia 'La atención social a los inmigrantes. Estrategias de intervención'.