Moscoso: "El reconocimiento de la diversidad pasa por la Educación y las lenguas maternas"

Moscoso: "El reconocimiento de la diversidad pasa por la Educación y las lenguas maternas"
Imagen del Salón de actos de la Asamblea.
Imagen del Salón de actos de la Asamblea.  

- "Hablemos de ciudadanos españoles cuya lengua nativa es el español y ciudadanos españoles cuya lengua nativa es el árabe ceutí, o simplemente árabe, no de 'cristiano-occidentales' y 'árabo-musulmanes", reclama el profesor de la UAM

- "Pronunciar el nombre de ‘Marruecos’ produce pánico a algunos, soy consciente, pero este pánico no es real, ya que las lenguas no entienden de fronteras políticas", advierte


El profesor titular de lengua árabe y dialecto árabe marroquí en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Francisco Moscoso ha defendido este jueves en una conferencia titulada 'El árabe ceutí, un idioma con todas las de la Ley', una cita organizada por Caballas con motivo de la celebración del Día Internacional de las Lenguas Maternas, que "el reconocimiento de la diversidad pasa por la educación y el reconocimiento de la lengua materna o nativa".

"Todos los sabemos, también quienes gobiernan, pero lo ocultan para impedir que su desarrollo y su presencia en la escuela y en otras instituciones sociales genere pérdida de poder", ha lamentado el experto, quien opina que "en una sociedad democrática la soberanía reside en los ciudadanos y no en intereses personales".

Moscoso ha deseado que "lo comprendan" tanto los gobernantes "como aquellos que forman a nuestros profesores en la universidad". "Y también espero", ha añadido, "que estas palabras ayuden a entender que la existencia de una lengua no tiene nada que ver con su escritura y que no es más una lengua que otra, no es más el español o el inglés que el árabe ceutí por pocos hablantes que tenga esta lengua".

El arabista ha rebatido al delegado del Gobierno cuando, a principios de año, dijo que el árabe ceutí "ni siquiera es un idioma" porque para que una lengua lo sea "se tienen que dar dos componentes: la fonética y la sintaxis. El primero lo tiene, pero el segundo no, no se escribe".

 

"El delegado parece estar mal asesorado"

"El delegado del Gobierno en esta cuestión parece que está mal asesorado: a un lingüística, filólogo o a alguien medianamente interesado", ha advertido, "estas palabras le chirrían, ya que decir que 'el árabe ceutí no es un idioma' es despreciar el sistema lingüístico, aunque no esté codificado oficialmente y por muy pequeño que sea su número de hablantes, de casi el cuarenta por ciento de la población ceutí". A juicio del profesor de la UAM "para que una lengua exista, debería de haber dicho el delegado del Gobierno– tienen que concurrir dos componentes: un grupo de gente que la emplee y un sistema de signos".

Moscoso ha detallado que el árabe ceutí "pertenece a la familia de dialectos hablados en el norte de Marruecos y tiene como particularidad los préstamos del español". "Pronunciar el nombre de ‘Marruecos’ produce pánico a algunos, soy consciente", ha reconocido, "pero este pánico no es real, ya que las lenguas no entienden de fronteras políticas. ¿Es el árabe ceutí árabe marroquí? Sí. ¿Puede considerarse al árabe ceutí una lengua con sus especificidades? Sí. Pongamos algunos ejemplos que tenemos cerca y en los que no habremos reparado: el valenciano es catalán y se le ha denominado así porque tiene sus particularidades; el serbio y el croata es la misma lengua, sólo que el primero se escribe en caracteres cirílicos y el segundo en latinos; el noruego es muy parecido al danés", ha ejemplificado.

"Hablemos simplemente de ciudadanía española de Ceuta"

El experto ha abogado por "resolver la denominación de la llamada 'población cristiano-occidental' y 'minoría árabo-musulmana', o sencillamente 'cristianos' y 'musulmanes". "Nuestra propuesta", ha señalado, "es que se hable de ciudadanía española en Ceuta con todos los derechos que ello conlleva, y que, a partir de ahí, iniciemos una distinción atendiendo a la lengua, la cual es también un instrumento de expresión cultural. Hablaremos entonces de ciudadanos españoles cuya lengua nativa es el español y ciudadanos españoles cuya lengua nativa es el árabe ceutí, o simplemente árabe".

Moscoso no sólo considera que el proceso de estandarización del árabe ceutí para su escritura y posterior cooficialidad es posible, sino que ha aportado una propuesta para conseguirlo basada en cuatro etapas: 1) "tomar una variante como modelo consultando siempre a los españoles bilingües de Ceuta"; 2) "establecer unas normas escritas y orales comunes para todos los usuarios de la lengua; 3) "introducir el árabe ceutí en el sistema educativo, como propone la Unesco"; y 4) velar por la "constante actualización con el fin de hacer frente a la creación de textos de toda índole".

"Bajo nuestro punto de vista", ha concluido, "es necesario que desde la Administración se pongan en práctica recetas para una convivencia intercultural que empiece por respetar las lenguas autóctonas, evitando así que las actitudes intolerantes cobren mayor fuerza".

En este sentido, el profesor opina que "Ceuta y Melilla son un laboratorio para poder desarrollar fórmulas imaginativas en sociedades, como la española, cada vez más multiculturales". "En unos momentos en los que la crisis económica que vive Europa ha hecho remontar partidos de extrema derecha con sus consiguientes comentarios xenófobos", ha remachado, "el potencial humano que representan las distintas culturas debiera ser un instrumento, junto a las políticas sociales y educativas, para construir un futuro con más color, igualdad, derecho y justicia social".