Los padres del Ortega y Gasset amenazan con movilizarse y Melgar le quita peso al problema

Los padres del Ortega y Gasset amenazan con movilizarse y Melgar le quita peso al problema
Padres de los alumnos del colegio en la Asamblea de este viernes
Padres de los alumnos del colegio en la Asamblea de este viernes  

- El equipo directivo del centro ha presentado su dimisión en bloque, aunque la Dirección Provincial no la ha aceptado

- Los padres aseguran que ante la falta de aulas el Ministerio les ha propuesto instalar aulas prefabricadas o desdoblar los alumnos en un turno de tarde


Los padres de los alumnos del Ortega y Gasset se han reunido esta tarde en el centro para abordar un problema de espacio y masificación. El resultado de la reunión es que de momento se va a optar por utilizar la vía de la negociación y remitir un escrito tanto al Ministerio de Educación, como a la Ciudad Autónoma y al Defensor del Pueblo para explicar su punto de vista y el problema que sufren. Si no obtienen resultados es probable que se opte por la vía de la movilización y se intente impedir el comienzo de los trabajos de la obra de ampliación del centro, según relato a ceutaldia.com uno de los padres presentes.

El problema está en la falta de espacio que tiene el centro. Se necesitan seis aulas, algo que reivindica la Dirección y que ha reconocido el propio ministerio, pero las obras que se van a llevar a cabo para ampliar el colegio contemplan tan sólo la construcción de dos nuevas aulas y una biblioteca.

Esta situación irrita tanto a los docentes como a los padres de los alumnos, que exigen que se construyan las seis aulas. Tanto es así, que la Junta Directiva del Centro harta de no ser atendida en sus reivindicaciones ha remitido al Ministerio de Educación en la mañana de este viernes un escrito solicitando que se aceptar su dimisión en bloque.

Este extremo ha sido confirmado por el director Provincial, Aquilino Melgar. La dimisión no se ha aceptado y se ha tratado de reconducir la situación. De hecho, Melgar cree que tampoco será necesario que los padres se lleguen a movilizar.

“Yo espero que no llegue el caso con las aclaraciones y explicaciones que nosotros le demos creo que no va a haber lugar a eso. No parece lo más oportuno parar las obras previstas para rehacer el proyecto. Pero quizás sí haga falta una explicación. Se les dará a los padres y no va a dar lugar a esa situación de movilizaciones. Ya hemos tenido una entrevista y con la información que le pasaremos a los padres en cuanto nos llegue ese escrito esperamos llegar a un entendimiento”, ha asegurado Melgar.

Y es que en un principio se intentó variar el proyecto para que contemplara la construcción de las seis aulas, pero por un malentendido en la comunicación entre las distintas partes implicadas, según la explicación dada por Melgar, finalmente saldrá adelante un proyecto que contempla sólo dos aulas y una biblioteca.

El plan de Melgar es que las obras comiencen, para evitar devolver el crédito y reiniciar un largo proceso administrativo que conllevaría un proyecto nuevo. En esas obras se va a contemplar una cimentación especial, con la intención de que una vez concluidas, antes de que termine este curso se puedan iniciar de forma casi continuada otras nuevas obras que prevén la construcción de otras cuatro aulas encima del edifico construido. “Sería cubrir la necesidad de aulas del centro en dos fases en lugar de en una”, ha explicado Melgar.

“La obra se empieza ahora, el curso que viene con esas dos aulas es más que suficiente. No queríamos hacer dos obras, antes de final de curso va a estar acabado eso. Lo que queremos programar ahora es en una sola tacada entre este año y el próximo el conjunto de la construcción. Ahora tenemos que mandar en la programación de obra esto como prioridad, ya lo teníamos previsto, pero ahora lo enviaremos como prioridad número uno”, ha mencionado Melgar.

Los padres en cambio, después de la reunión de este viernes, no parecen tan optimistas y aseguran que el Ministerio lo que les ha propuesto es la instalación de aulas prefabricadas para paliar de momento la falta de espacio y en su defecto doblar los turnos y que unos alumnos acudan por la mañana y otros por la tarde.

“No es necesario, tiene aulas en el centro. Crecerá el año que viene porque y no va a ser necesario. Otra cosa es que no pudiésemos hacer la ampliación o que no se pueda hacer, porque aún tiene que aprobarse para completar la segunda fase y las seis aulas, pero de momento no se nos ha pasado por la cabeza poner aulas prefabricadas”, ha explicado Melgar.

“los padres estamos indignados por la postura de las autoridades educativas, que no hacen ni caso a las demandas del colegio. Se está vulnerando el derecho a los alumnos de recibir una enseñanza de calidad. Los padres estamos indignados. Vemos que se cachondean de nosotros. No hacen anda, sólo echan balones fuera. El ministro vino y dijo que está todo muy bonito y la realidad es que no se ha hecho nada. Los padres se van a movilizar y vamos a hacer todo lo que sea necesario para que nos oigan. Somos los únicos que tenemos voz, los que tenemos fuerza somos los padres, porque a los profesores y a los directores no les hacen ni caso”, ha explicado uno de los padres del Ortega y Gasset.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro escolar agrupa a unas 600 familias y la ratio media de alumnos por aula está en 27, por encima de los límites máximos que marca la Ley.

Los padres del Ortega y Gasset amenazan con movilizarse y Melgar le quita peso al problema