CCOO ESTUDIA PLEITEAR

El profesorado de Religión solo impartirá esas enseñanzas y el MEFP le pagará un 10% más de horas

El profesorado de Religión solo impartirá esas enseñanzas y el MEFP le pagará un 10% más de horas
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
Los alrededor de 30 docentes de materia confesional cristiana o islámica ya conocen en qué medida se han recortado sus contratos para el presente curso tras la supresión de la posibilidad de que "completase" su horario con distintos apoyos y tareas en los centros. La Administración dice que la anterior situación era "ilegal" y CCOO se plantea tomar acciones judiciales por el procedimiento utilizado.

La Administración educativa ya ha formalizado individualmente con los alrededor de treinta docentes de Religión cristiana o islámica que trabajan en los colegios e institutos de Ceuta en qué medida se han recortado sus contratos para el curso que acaba de comenzar, en el que se limitarán a impartir las clases de su materia. De acuerdo con la jurisprudencia del Supremo, "no puede nunca impartir docencia distinta a la materia de religión para la que fue contratado" y su horario "constará del correspondiente horario lectivo y complementario proporcional al tipo de contrato".

Los Servicios Centrales del Ministerio han suprimido la posibilidad que durante los últimos años se contemplaba para que compensasen las horas lectivas semanales que perdiesen “por motivos de planificación educativa” haciendo otros trabajos como guardias de recreos o sustitución del profesorado ausente en actividades no lectivas. A juicio de los Servicios Centrales tal opción era “irregular” y se salía del marco legal en el que encajan los docentes de Religión.

La Dirección Provincial ha revisado el cómputo de horas lectivas de cada profesor que cada centro ha remitido a Madrid con el fin de cerciorarse de que su cuantificación “es correcta” pese a que FECCOO había denunciado que en algunos casos llevaban incorporados los recreos y en otros no (2,5 horas semanales).

El Ministerio ha planteado a cada profesor un nuevo contrato limitado a sus horas de clase que incorporará el abono de un 10% más que "aproximadamente" se equipara a la realización de trabajos como atender recreos o asistir a reuniones de evaluación. Los más perjudicados por el cambio de criterio han sido los docentes de Religión cristiana debido a la tendencia demográfica que reduce cada vez más el número de estudiantes de esa confesión que la eligen como asignatura.

CCOO sigue disconforme con el modo de proceder de la Administración, contra la que no descarta incluso la adopción de medidas judiciales por no haber negociado “ni comunicado siquiera” a los representantes sindicales las modificaciones que pensaba introducir en esos contratos, que a juicio de la central “sí son sustanciales”. También está analizando si las modificaciones aplicadas pueden implementarse una vez comenzado el curso y si el cálculo de horas lectivas se ha efectuado correctamente.

La Administración apela a la legislación consolidada que dice que "la determinación de la modalidad del contrato a tiempo completo o parcial, según lo requieran las necesidades de los centros públicos, corresponderá a las Administraciones educativas competentes, sin perjuicio de las modificaciones que a lo largo de su duración y por razón de la planificación educativa, deban de producirse respecto de la jornada de trabajo y/o Centro reflejados en contrato".

El director provincial, Javier Martínez, ha tildado de “canallada” que el sindicato “culpe a la Dirección Provincial de una decisión adoptada, reclamada y ejecutada por los Servicios Centrales del Ministerio para corregir una situación ilegal como la preexistente con este profesorado”.