Cuatro profesores ayudantes doctores temen por su continuidad en la UGR en Ceuta


Cuatro profesores ayudantes doctores temen por su continuidad en la UGR en Ceuta

- La Junta de Andalucía interpreta de la forma más restrictiva la normativa que prohíbe crear nuevas plazas públicas

- Los perjudicados alertan de que, si persiste en su "errónea" interpretación de la legislación, será " una tragedia social y familiar" para 500 docentes y "un desastre irreparable a corto y largo plazo" para el sistema universitario andaluz

Cuatro profesores ayudantes doctores de la plantilla docente de la UGR en Ceuta, parte de un colectivo investigador joven que, "como demuestran sus méritos, son positivamente valorados en las diversas agencias de evaluación y acreditación en su actividad docente e investigadora", han advertido públicamente a través de un comunicado de prensa de que se encuentran "desamparados y sin soluciones ante la posibilidad de perder sus puestos de trabajo".

La raíz del problema, que afecta a más de 200 docentes sólo en la UGR, radica en la promulgación del Decreto-ley 1/2012 de la Junta de Andalucía y del Real Decreto Ley 20/2011, donde se estipula la prohibición de crear plazas públicas, y en la interpretación que de ésta última norma ha hecho cada Administración.

"Este profesorado ya ocupa una plaza desde hace varios años (hasta diez en algunos casos), y lo que ocurre es que su promoción se realiza mediante la convocatoria de una plaza cuando le finaliza el contrato temporal que le vincula con la Universidad, lo que puede provocar que se vean en la calle cuando expiren sus contratos actuales", han advertido.

La situación está llevando a diversas interpretaciones en las Autónomías, creándose "un agravio latente": mientras unas Comunidades convocan estas plazas considerándolas de promoción, otras optan por el paso automático de figura si se cubren los requisitos.

"Creemos que en Andalucía se interpreta erróneamente la normativa, ya que en otras Autonomías (de diferentes signos políticos y algunas que también han acudido al Fondo de Liquidez Autonómico) se siguen realizando concursos públicos o adaptación automática de contratos para el personal laboral e incluso los Servicios Centrales de la UNED, que dependen directamente del Ministerio de Educación, han sacado 74 plazas de personal laboral sólo en 2012".

Los perjudicados han alertado de que "de mantener esta errónea interpretación, en los próximos tres años se quedarán en la calle cerca de 500 profesores ayudantes doctores que actualmente prestan sus servicios por todas las universidades andaluzas, Ceuta y Melilla. "La pérdida de este personal no es solo una tragedia social y familiar, sino que supone, para las universidades y para el sistema universitario público andaluz, un desastre irreparable a corto y largo plazo, ya que supone eliminar al colectivo que constituye la cantera de la universidad y su natural relevo generacional", han alertado.

En el corto plazo supone, además, "la imposibilidad para las universidades de cubrir la docencia, altamente especializada, que estos profesores imparten en la actualidad, y la aportación científica del alto nivel que estos realizan".

Representantes sindicales y universitarios se reunirán este miércoles en Córdoba para tratar este "grave problema" después de que el pasado viernes la Junta de Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta apoyase un manifiesto en defensa de sus profesores ayudantes doctores.