FORO DE LA EDUCACIÓN

Rechazan que los centros puedan primar el acceso de hijos o hermanos de antiguos alumnos

Rechazan que los centros puedan primar el acceso de hijos o hermanos de antiguos alumnos
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

El Foro de la Educación ha acordado por mayoría este miércoles rechazar la idea del MECD de cambiar la normativa vigente que regula la admisión de alumnos para conceder a los centros la posibilidad de dar hasta 1,5 puntos a hijos o hermanos de antiguos alumnos, planteamiento ya repudiado por la FAMPA al verlo tendente a la consolidación de “privilegios” para las familias con mejor posición socioeconómica.

El Ministerio de Educación presentó el mes pasado al Consejo Escolar del Estado un borrador de una nueva Orden para regular la escolarización con el fin de introducir un “nuevo criterio complementario” a concretar por cada centro “según criterios públicos y objetivos” para dar 1,5 puntos por tres únicos supuestos: a “hijos o hermanos de antiguos alumnos”, a “quienes hubiesen estado matriculado previamente” o a aquellos con algún familiar “hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad” con la condición de “trabajador en el centro”.

La Administración del PP dice querer con esa prima “reforzar la libertad de las familias en la elección de centro y al mismo tiempo otorgar a estos mayor protagonismo” en los procesos de matriculación pero al presidente de la FAMPA de Ceuta, Mustafa Mohamed, le parece que en realidad con su implantación lo que se conseguiría es “profundizar en un sistema de escolarización que conduce a la formación de ‘centros-gueto”.

A juicio de Mohamed, “las tres circunstancias que contempla la propuesta del MECD para recibir esos puntos parecen dirigidas a mantener y potenciar la actual distribución de plazas, perpetuando el privilegio en los centros de mayor solicitud a determinadas familias con alto nivel socioeconómico y seguir potenciando la creación de ‘guetos’ en otros”.

La FAMPA considera que con la introducción del nuevo criterio complementario que propone el Ministerio solo se lograría “profundizar en un sistema de escolarización que conduce a la formación de ‘centros-gueto”

CEAPA también ve “abusivo” que se pretenda dar “mayor puntuación a que un pariente en tercer grado de afinidad tenga o haya tenido vinculación laboral con un centro, al igual que el resto de criterios incluidos (1,5 puntos), que la circunstancia de familia numerosa de carácter general, discapacidad de un hermano, padre o madre, o renta económica baja (1 punto)”. Para la FAMPA, así “queda claro que la inclusión de estas circunstancias no recogidas en la Ley Orgánica, no hace más que perpetuar la segregación de clases sociales en las dos ciudades españolas más desiguales, algo que no es admisible porque rompería el principio de igualdad”.

“Que los centros puedan acordar la aplicación de criterios determinados que no afectan a la generalidad del alumnado como la condición de antiguo alumno de familiares, haber estado matriculado o la condición de trabajador del centro de familiares podría afectar negativamente al principio de igualdad en la aplicación de las normas de admisión”, han alertado los autores del informe de la ponencia del Consejo Escolar del Estado antes de recomendar “reflexionar sobre su eliminación”.