Santos Guerra: "La escuela pública debe ser abierta, plural, participativa, coeducativa y laica"

Santos Guerra: "La escuela pública debe ser abierta, plural, participativa, coeducativa y laica"
El pedagogo, durante su alocución.
El pedagogo, durante su alocución.  

- El elocuente pedagogo, doctor en Ciencias de la Educación, abre las jornadas sobre 'La escuela pública, la escuela de todos' que con 150 inscritos se celebrarán hasta el jueves en el IES Almina

- "La Educación debería ser el camino del encuentro, de la solidaridad, de la igualdad, de la justicia…", defiende el catedrático, que señala a "la ideología neoliberal" como su principal amenaza


'La escuela pública, causa de justicia' ha sido el título de la ponencia inaugural con la que el elocuente pedagogo progresista Miguel Ángel Santos Guerra, Doctor en Ciencias de la Educación y catedrático de Didáctica y Organización Escolar en la Universidad de Málaga, ha abierto este martes por la tarde las I Jornadas sobre Servicios Públicos de FECCOO, que se desarrollarán en el IES Almina hasta el jueves bajo el título 'La escuela pública, la escuela de todos'.

Como en sus anteriores visitas a Ceuta (en octubre inauguró el año universitario en la Facultad de Humanidades, sin ir más lejos), Santos Guerra ha encandilado al auditorio (la cita cuenta con cerca de 150 inscritos) con su encendida defensa de la escuela pública y de una forma distinta de concebir el trabajo en las aulas. "La escuela pública sólo es pública en la medida en que esté al servicio de todos y de todas, en la medida que sea un servicio público, en la medida en que sea abierta, plural, participativa, coeducativa y laica…", ha argumentado el leonés, quien opina que "la ideología neoliberal que nos envuelve" es su mayor amenaza.

"Descansa sobre el individualismo, la competitividad, la obsesión por la eficacia, el olvido de los desfavorecidos, el relativismo moral y la privatización e bienes y servicios", ha advertido, "y está muy claro que, si todo se privatiza, sólo quien tenga dinero podrá tener educación, sanidad, seguridad, comunicación…".

A su juicio, “por racionalidad, responsabilidad, perfectibilidad, colegialidad, ejemplaridad y felicidad” es necesario que la comunidad educativa reflexione sobre hacia dónde se dirige. “No hay viento favorable para un barco a la deriva”, ha advertido Santos Guerra, que sólo entiende una forma de enseñar: la que tiene como puerto hacer "personas más solidarias".

"La Educación debería ser el camino del encuentro"

Es por ello que, para el ponente, es indudable que "si un estudiante piensa más en la nota que en el aprendizaje, si compite con sus compañeros como rivales, seguramente ya se está en la senda del fracaso". “Un maestro que no lee no puede hacer amar la lectura y un claustro ilusionado, cohesionado y esforzado es más eficiente y feliz que uno de mercenarios esperando el sueldo”, ha alertado desde el rechazo frontal a "la competitividad extrema y el relativismo moral”.

"La Educación debería ser el camino del encuentro, de la solidaridad, de la igualdad, de la justicia… porque cuando se habla de la libertad de las familias para elegir centro para sus hijos e hijas, en realidad se está hablando de libertad de los centros privados para elegir sus clientelas", ha subrayado.

Para Santos Guerra "no hay conocimiento útil si no nos hace mejores personas" y a su juicio "la historia de la humanidad es una larga carrera entre la educación y la catástrofe", por lo que ha llamado la atención sobre la necesidad de "mejorar los procesos de selección, formación inicial, organización, evaluación y perfeccionamiento del profesorado".