Los socialistas piden que las becas sean un derecho y no se exija más nota a quien menos tiene


Los socialistas piden que las becas sean un derecho y no se exija más nota a quien menos tiene

- El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, el Senado y parlamentos regionales presentarán diversas iniciativas parlamentarias para revertir las políticas de recortes

- Desde el PSOE acusan al PP de hacer de España “un país más injusto con los estudiantes y los profesores”

El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, el Senado y parlamentos regionales presentarán diversas iniciativas parlamentarias para revertir las políticas de recortes llevados a cabo por el Gobierno del Partido Popular en materia de Educación.

Los socialistas exigirán al Gobierno que recupere el diálogo con la comunidad educativa y convoque de inmediato el Observatorio de Becas –un órgano creado en 2010, que no se ha reunido ni una sola vez en la pasada legislatura pese a que debe hacerlo por ley cada dos años, y en el que hay que debatir y llegar a acuerdos sobre la política de becas y la subida de su cuantía-.

Desde el PSOE se propone también recuperar la beca como derecho y que deje de exigírsele más nota a quien menos tiene, ya que hoy los estudiantes becados deben obtener un 5,5 en sus calificaciones -o 6,5 en el caso de las becas compensatorias de residencia- para poder recibir la beca.

Asimismo, los socialistas van a reclamar igualmente que se aumenten las cuantías presupuestarias destinadas a becas, que a su juicio debe pasar del actual 0,11% del PIB al 0,31%, como recomienda la OCDE.

También la introducción en todo el Estado, y para el curso académico 2017-2018, de nuevas modalidades de beca como las ‘becas retorno’, para que puedan volver a formarse y retomar sus estudios los jóvenes que abandonaron la Formación Profesional o la Universidad por los recortes del PP; las becas para que jóvenes en paro licenciados, diplomados o con un grado puedan cursar los estudios de máster; y las becas ‘B1’ para estudiar idiomas, que son sostenibles económicamente como demuestra el que ya funcionan en CCAA gobernadas por el PSOE como Andalucía.

Los socialistas consideran también “indispensable y urgente” la disminución de las tasas de las universidades públicas, de manera que vuelvan a cuantías similares a las de 2011, y sobre todo que sean similares en todas las comunidades, porque lo contrario “es injusto y rompe el equilibrio y la solidaridad territorial”.

Desde el PSOE de Ceuta manifiestan que “el Partido Popular generó un país más injusto en el que muchos jóvenes han tenido que abandonar la universidad”, tal y como recoge el informe de la CRUE de 2014, en el que se advertía de que ese año 100.000 estudiantes habían dejado sus estudios universitarios –a los que se sumarían varias decenas de miles correspondientes a 2015 y 2016-, fundamentalmente por esas dos razones: la subida de las tasas universitarias y el recorte en las becas.

Así, señalan desde Daoiz que, “a raíz de los reales decretos aprobados por el PP en 2012, las tasas subieron un 60% en comunidades como Cataluña y Madrid o un más de un 40% en Castilla y León”. Y respecto al recorte en becas, destacan que “hoy un joven estudiante en nuestro país recibe de media 331 euros menos de beca al año que cuando en 2011 gobernaba el PSOE”.

Para los socialistas ceutíes, todo ello ha supuesto “que las becas ya no sean un derecho subjetivo y se rompa lo que nosotros llamamos el ascensor social, es decir, que cualquier joven pueda llegar tan lejos como quiera, independientemente de sus ingresos familiares”.

El PSOE de Ceuta también expresa su apoyo a la huelga general de la Plataforma estatal por la Escuela Pública del 9 de marzo, porque “coincide” con la posición de los socialistas a favor de “recuperar los derechos que se le quitaron a los profesores y a las familias” en Bachillerato y en Primaria con el decreto de 2012.