Vivas cree que con los comedores se quiere convertir una “buena noticia en una mala noticia”


Vivas cree que con los comedores se quiere convertir una “buena noticia en una mala noticia”

- El presidente asume la gestión comunicativa de la crisis en ausencia del director provincial y ante el silencio del delegado

- El Ejecutivo local pone en valor que por primera vez se han mantenido abiertos los comedores durante el verano y que hoy siguen abiertos para que coman todos los niños que quieran

Con el director provincial del Ministerio de Educación, Cecilio Gómez, fuera de la ciudad, el presidente de Ceuta, Juan Vivas, se ha erigido poco menos que en portavoz del Ministerio este jueves para mediar ante la opinión pública en el asunto de los comedores escolares y tratar de mitigar lo que parece un clamor que señala la gestión de Educación como desastrosa. Vivas cree que si hay un lío es “más bien interesado, señalado y enseñado” y aunque reconoce que “ha habido prácticamente sólo dos o tres días que los comedores no han estado funcionando”, para el presidente se quiere convertir “una buena noticia en mala noticia”.

Vivas prefiere centrarse en la bondad de la actuación desarrollada desde el pasado mes de junio por el Gobierno local, a instancias de la oposición en la Asamblea (PSOE y Caballas), que en el desajuste en la gestión originado en el dictado del Ministerio. “Por primera vez se han abierto los comedores escolares durante el verano y eso es una buena noticia. Y siguen abiertos”, ha subrayado y repetido incluso a riesgo de caer en el absurdo para evidenciar el compromiso de su Ejecutivo para no dejar sin un plato de comida calienta a ningún infante que lo necesite por apuro económico en su familia:

“Hoy están comiendo todos los niños. Hoy todos los que quieran comer están comiendo en los comedores escolares. No se ha quedado ningún niño que lo necesite sin comer, porque al estar comiendo todos los niños que quieran comer no hay ninguno que lo necesite que se quede sin comer. Ninguno”, ha zanjado el presidente.

Un compromiso que irá más allá de lo verbal y que en la práctica significa que la Ciudad cubrirá lo que no alcance la partida destinada por el Ministerio de Educación para las becas de los comedores escolares. Eso a pesar de que Vivas y su Gobierno están “convencidos de que con el crédito del Ministerio será suficiente”.

Esto es, hasta 615 niños con necesidades pagará el Ministerio, a partir de esa cifra, los que sean considerados que por su situación económica tendrían derecho a la misma serán becados por la Ciudad Autónoma. Un compromiso al que como ya se anunció el pasado martes se la dará forma a través de un nuevo convenio entre Educación y la Ciudad Autónoma.

Sigue, aún así, pesando en todo esto el hecho de que se haya generado un problema donde antes no lo había al introducirse un cambio en el desarrollo de las becas. El cambio es que el Ministerio de Educación pasa de poner una cantidad a disposición de lo centros con comedores escolares para que ellos la gestionen y la gasten en dar de comer a aquellos alumnos que consideran en situación de vulnerabilidad a hacerlas nominativas. Es decir, los padres tiene que solicitar la ayuda y en función de un baremo que medirá sus posibilidades económicas sus hijos serán becados o no, aunque el dinero se destine al mismo sitio que antes, a los centros que darán de comer, sin que pase por los bolsillos de las familias.

Un cambio que ha pillado en cierto fuera de juego a todo el mundo y que hace que una vez empezado el curso no haya concedida una sola beca –se resolverán a finales de octubre o primeros de noviembre-, pero sí más de 1.500 solicitudes, de ahí el desconcierto y las dudas sobre qué hacer con los comedores si abrirlos o no abrirlos. Cuando antes los centros disponían del dinero al inicio del curso.

Dudas agravadas con las deudas que arrastra la Ciudad Autónoma con los proveedores por esa “buena noticia” que fue la apuesta por mantener los comedores abiertos ante la creciente bolsa de pobreza para garantizar a los niños de las familias más necesitadas una alimentación en condiciones también cuando no hay horarios lectivos.

Vivas ha achacado parte de la controversia, del lio o del desaguisado, a la intención de la Administración General del Estado de cumplir con algo “deseable por todo el mundo y que no podemos criticar” cuando se trata de la gestión de fondos públicos, cumplir con la más estricta de las legalidades y garantizar el mayor de los controles en la finalidad del gasto público. Así es el Ministerio de Hacienda y la Intervención General del Estado las que han dado la directriz para cambiar el funcionamiento de las becas, dejando todas las ollas de los comedores en el aire en este comienzo de curso, a los padres sin saber a qué atenerse y a los profesores y centros con comedor entre los fuegos de los proveedores que quieren cobrar, los padres que quieren que sus hijos coman y la administración que les dicta instrucciones sin que esté claro que puedan cumplirse.

“La nueva formula de apertura se ajusta mucho más a las necesidades reales, la Ley de Subvenciones va a permitir que aquellos que objetivamente sean personas que necesiten esa dotación social dentro de la educación que es poder comer en un colegio sean los que tengan esa dotación. Aquellos a los que se les llena la boca hablando de justicia social deberían apoyar esto con los ojos cerrados; lo que no se puede hacer por dar a muchos los que realmente lo necesiten se queden sin ello”, ha valorado el delegado del Gobierno, junto a Vivas este jueves.

De momento y hasta finales de mes o primeros de noviembre todos los niños que quieran comer en los comedores escolares pueden hacerlo. La cuenta corre a cargo de Servicios Sociales. Cuándo y cómo la pague es otro asunto.

Lea también:

- La Ciudad pagará los suministros de los comedores escolares hasta que haya listado de becarios

- El Gobierno reconoce el desaguisado de Madrid con los comedores, pero “no lo podemos deshacer”

- La capacidad del Ministerio por "mofarse de las familias ceutíes" indigna a la FAMPA

- Gómez ordena reabrir los comedores escolares igual que el año pasado aunque no haya todavía becarios

- Caballas critica la "chapuza" organizada por los gobernantes del PP con los comedores escolares

- Los comedores escolares estarán cerrados hasta que Ministerio y Ciudad firmen un convenio

- El PSOE pide a la Ciudad un convenio con el ministerio, más becas y mantener los comedores abiertos

- La FAMPA pide a la Ciudad que abra los comedores escolares hasta que se adjudiquen las becas

- "Pagaremos el precio que sea necesario por un sistema educativo público de calidad para Ceuta"

- Dos equipos de Caballas recorrerán Ceuta para informar y ayudar a pedir cualquier prestación pública

- Asuntos Sociales cuenta con 120.000 euros para becas de comedor escolar para alumnado sin recursos

- Caballas urge a la Ciudad a acordar con el Ministerio la prestación del servicio de comedor escolar

- FECCOO denuncia que el Ministerio dejará a 200 niños de Ceuta sin beca de comedor escolar

- El PSOE instará a la Ciudad a poner dinero para ampliar las becas de comedor del Ministerio

- El Ministerio cambia el régimen de adjudicación de las becas de los comedores escolares ceutíes