26M ENTREVISTAS

Mizzian, el candidato “fresco” y con más tablas que hace 4 años

Mizzian, el candidato “fresco” y con más tablas que hace 4 años
Tarek Mizzian en Con Voz Propia.
Tarek Mizzian en Con Voz Propia.  

Tarek Mizzian es lo que queda del legado político de su tío, el legendario, Mustafa Mizzian. Ruinas o promesa, según se le quiera o se le odie. Quiere ser alcalde de Ceuta. Lo intenta por segunda vez, después de que en 2011 se pusiera de número 2 de la formación. Aquel año intentó incluirse en Caballas, sin éxito. Hace 4 años ya fue de número uno y ahora repite con el ex jefe de Izquierda Unida en Ceuta durante los últimos lustros, Mohamed Haddu, ‘Musa’, como escudero, una vez que se salió de Izquierda Unida. Ellos son Coalición por Ceuta. Partido Democrático y Social de Ceuta. Ceuta al cuadrado en el nombre. 531 y 456 votos respectivamente por separado hace 4 años, en total el 3,38 por ciento de los emitidos. Lejos del 5 por ciento mínimo que se exige para poder sentarse en la Asamblea. Claro que quién sabe. Entonces VOX sacó menos aún, 356 papeletas.

Tarek Mizzian: “Quiero ser alcalde porque lo que vemos no nos gusta y por eso queremos cambiarlo. Juan Vivas ha estado Gobernando esta ciudad, lo ha hecho para unos pocos y se ha olvidado de los más necesitados y sobretodo de aquellas personas que sufren el día a día estas necesidades”

Su formación es la misma que hace ya muchos, muchos años, apoyó y participó en tareas de Gobierno con el PP, aunque ahora ha fichado a media Izquierda Unida. “Pactamos con el Gobierno del PP para mejorar el bienestar de los ceutíes, mejores personas, mejores barriadas, mejores empleos. Nosotros no tenemos, ni lo hemos tenido con el PP, más allá de un pacto con el interés general de los ciudadanos. Lo hemos hecho y lo volveremos a hacer”, apunta. Cabe recordar que el propio Musa y desde Izquierda Unida no dudó en colaborar en el Gobierno del GIL.

El empleo de las obras públicas “debería ir destinado íntegramente en Ceuta y no como está pasando ahora a personas que no son residentes en esta ciudad”.

Y sí, él quiere ser alcalde. Un alcalde “fresco, que sienta los colores de su gente, las necesidades de la ciudadanía” porque el actual, se deduce ya, no lo ha hecho en “los 30 años que lleva gobernando”. Son 18, pero ya saben, el tiempo es relativo, más aún en política. “Quiero ser alcalde porque lo que vemos no nos gusta y por eso queremos cambiarlo. Juan Vivas ha estado Gobernando esta ciudad, lo ha hecho para unos pocos y se ha olvidado de los más necesitados y sobretodo de aquellas personas que sufren el día a día estas necesidades”. Y ahí va la enumeración en ristra de problemas cotidianos sin solución: paro, pobreza, apreturas para llegar a fin de mes, frontera caótica, comercio en crisis, etcétera.

Sobre los MENA, “En Marruecos no hay miseria, nadie se muere de hambre, lo único que buscan es un puesto de trabajo. Pero mire usted, bastante problemas tenemos en España con más de 5 millones al menos, o 3 millos de parados, para que tengamos que sufrir esta presión que nos está perjudicando directamente a los ceutíes. Tienen familias”

Para el candidato de CpC-PDSC para solucionar el problema del desempleo y la pobreza lo “primero es tener voluntad política” para hacerlo. La echa en falta y la señala cuando la Administración invierte en obra pública pero no vigila que el empleo que se genera acabe sacando del paro a los de aquí: “Debería ir destinado íntegramente en Ceuta y no como está pasando ahora a personas que no son residentes en esta ciudad”.

No es la única alusión en su discurso a proteger a los de aquí, a los españoles, primero, al estilo Trump o VOX, según se mire. Si se tocan los menores extranjeros no acompañados, la conclusión es un poco la misma y su mirilla política se desvía un tanto hacia la derecha:

“En Marruecos no hay miseria, nadie se muere de hambre, lo único que buscan es un puesto de trabajo. Pero mire usted, bastante problemas tenemos en España con más de 5 millones al menos, o 3 millos de parados, para que tengamos que sufrir esta presión que nos está perjudicando directamente a los ceutíes. Tienen familias”, argumenta.

(El paro registrado al 30 de abril en el país era de 3,16 millones de personas).

Y aunque en cámara le cuesta sonreir y se lo impide, fuera sí lo hace cuando se le recuerda el ataque de sinceridad postelectoral que tuvo “en una conversación privada” con la presidenta de los vecinos de Benzú, a la que le reprochó el apoyo masivo del barrio al PP,

Así que su solución para el problema de los menores extranjeros no acompañados, los famosos MENA no es otro que “devolverlos a Marruecos, de forma urgente, con todas las garantías legales y consensuada dentro de las buenas relaciones que tiene la Ciudad con Marruecos. La inmensa mayoría de los MENA que hay aquí tienen padres y madres”. (no concreta porcentaje o número alguno al ser preguntado por ello). Y sigue:

“Entendemos que quieren un futuro mejor, pero abogamos porque estos menas sean devueltos dentro de la legalidad vigente y de forma urgente, con convenios o con tratados con Marruecos que sean eficientes, que sean todo lo urgente que se pueda porque Ceuta no puede más. Muchos menores no todos se encuentran andando a sus anchas, si tienen que delinquir, delinquen, si tienen que robar, roban, pero los ciudadanos de Ceuta no tienen porqué seguir aguantando que estos menas anden a sus anchas como puede ser el entorno del puerto, la presión que ejercen sobre todo esto es brutal y los ciudadanos quieren una solución ya. Nosotros abogamos por la devolución de los menas a Marruecos con todas las medidas legales que amparan al menor.

¿A todos?

A todos.

Dentro de la Ley”.

Sobre la frontera “caótica”, la solución, para Mizzian, pasa por establecer mejores relaciones con Marruecos. La apuesta por el juego on line, su formación cree que “Va a crear ludópatas, más miseria, gente endeudada. Si uno va a cobrar un sueldo se lo va a dejar en esto”. Así que cree que mejor apostar por “otros caladeros”.

Y aunque en cámara le cuesta sonreir y se lo impide, fuera sí lo hace cuando se le recuerda el ataque de sinceridad postelectoral que tuvo “en una conversación privada” con la presidenta de los vecinos de Benzú, a la que le reprochó el apoyo masivo del barrio al PP, después de que en los meses precedentes a las elecciones autonómicas de 2015, Tarek Mizzian, junto con otros muchos líderes sociales y políticos, ninguno del PP, se manifestaran de la mano del barrio y les apoyaran incluso desde el punto de vista legal y administrativo para impedir que la Delegación del Gobierno que regía Francisco Antonio González (PP) les echara abajo las casas. Tras la cita con las urnas, una vez comprobado el mal resultado en el barrio, Mizzian se despachó en un audio que como recuerda “era privado”, pero que acabó haciéndose público. Y aún así, promete “seguirá luchando por esa barriada” y por solucionar sus problemas. Fuera de cámara recuerda el incidente con sonrisa, no queda otra. “Yo soy una persona sincera. Tarek Mizzian es así”, apuntilla en la entrevista.