26-M

Vivas descarta optar a la Presidencia de la Ciudad si el PP no es la fuerza más votada el domingo

Vivas descarta optar a la Presidencia de la Ciudad si el PP no es la fuerza más votada el domingo
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Vivas no ha cambiado de principios políticos y no va a liderar ninguna "alianza de perdedores" tras el 26-M. A diferencia de su partido, que como ha demostrado en Andalucía ya no hace ascos a gobernar sin ser la fuerza más votada en unas elecciones, pactos que antes demonizaba, el líder del PP en Ceuta mantiene la posición original y este jueves ha dejado claro que si la suya no es la lista más votada el domingo no aspirará a presidir la Ciudad.

Es decir, si el PSOE fuera la candidatura que cosechase más respaldo, como en las generales, por poner un ejemplo, Vivas no buscará aliados en Ciudadanos y el MDyC, si cuadrasen las cuentas, para descabalgar a Hernández. Si Vox es la formación que suma más sufragios, Vivas tampoco se postulará para liderar ninguna entente con los socialistas.

El PP llegó a presentar en julio del año pasado una propuesta para reformar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) e introducir que en los Ayuntamientos gobernase la lista más votada, pero en octubre cambió de opinión al referirse a las elecciones andaluzas porque no podía "salir al ring con una mano atada a la espalda". El propio Casado ganó las elecciones internas en el PP en segunda vuelta al recibir el apoyo de la menos respaldada, María Dolores de Cospedal, para ganar a Soraya Sáenz de Santamaría.

El candidato ceutí del PP se ha negado a hacer más elucubraciones como si pactaría con otro partido que tampoco fuese el más votado, pues a su juicio ya ha dicho mucho descartando, como ha vuelto a hacer, pactar "nada" (ni investidura a la andaluza, ni gobernabilidad, ni nada) con Caballas o Vox "y no por motivos ideológicos sino porque la convivencia es fundamental para el porvenir de este pueblo".

Vivas contempla pactar, si es el más apoyado sin mayoría absoluta, con el PSOE, cuyo líder, Manuel Hernández, no lo descartó primero y sí después; con el MDyC, en el que Fatima Hamed no parece dispuesta "hoy por hoy"; y con Ciudadanos, que precisamente hace bandera de llegar a acuerdos a derecha e izquierda.