26-M

Vivas pone un 7 a su última legislatura y justifica la purga de su lista por "un impulso renovador"

Vivas pone un 7 a su última legislatura y justifica la purga de su lista por "un impulso renovador"
Vivas, con parte de los primeros candidatos de su lista, este viernes.
Vivas, con parte de los primeros candidatos de su lista, este viernes.  

Un "bien alto". Apurándole, "un notable". O sea, más o menos un 7. Esa es la nota que este viernes ha puesto Vivas a sus últimos cuatro años en el Gobierno de la Ciudad. Con motivo del inicio de la campaña de las municipales del día 26, el candidato del PP, que solo mantiene en puestos de salida a Mabel Deu y Javier Guerrero, ha defendido la renovación casi integral de su equipo, pero ha dejado claro que los primeros de su lista no tienen por qué convertirse después en consejeros.

"Yo defiendo el Estatuto y que la Ciudad pueda operar en este ámbito como el resto de Comunidades Autónomas, pudiendo nombrar consejeros no electos", ha avanzado sobre un asunto que el MDyC tiene judicializado tras la incorporación al Ejecutivo, desde 2015, de Kissy Chandiramani, Javier Celaya o Alberto Gaitán sin haberse sometido al escrutinio de las urnas.

Según Vivas, de la última legislatura, "en lq ue hemos tenido problemas que hemos superado", se queda con haber "recuperado el pulso inversor", y, si bien muchas obras no están terminadas "como nos hubiera gustado", sí están proyectadas o en marcha. También se ha felciitado por haber contribuido a paliar "el grave problema que hemos sufrido en la frontera" con actuaciones como la puesta en funcionamiento del 'Tarajal II' o la apertura de la explanada para porteadores de Loma Colmenar.

Interpelado sobre por qué ha prescindido de tantos de sus compañeros de candidatura de 2015, así como de casi todos los que han sido sus consejeros, ha dicho que hacía falta "un impulso renovador" y ha sido elogioso con el trabajo de los purgados. "Algunos me han dicho que no querían continuar y la lista la he hecho yo, sin imposiciones, y quienes no siguen han tenido un comportamiento muy consecuente", ha alabado a los excluidos sin descartar que alguno pueda regresar como consejero no electo.

Uno de ellos, Néstor García, todavía podría tener un protagonismo muy notable en el final de esta legislatura, pues el Gobierno sigue sin descartar llevar el nuevo PGOU a Pleno. "Estamos en la orilla, pero todo el soporte documental no depende de la Ciudad", ha alegado el candidato, que está pendiente de una reunión que tendrá lugar el próximo jueves en el Ministerio de Transición Ecológica en Madrid.

De ese asunto está también pendiente su consejera de Presidencia, Mabel Deu, que le acompaña desde el principio y que va de número dos pero "podría ser número uno de lo que quisiera", ha repetido.