ENTREVISTA

José María Rodríguez, candidato de VOX, el hombre tranquilo que votaba al PP y ve una “invasión marroquí”

José María Rodríguez, candidato de VOX, el hombre tranquilo que votaba al PP y ve una “invasión marroquí”

El candidato de VOX al Senado, José María Rodríguez, es profesor de Historia en el Instituto Camoens. Su nombre sonó con fuerza para ser el número uno de la formación en las próximas elecciones autonómicas de mayo, pero la convocatoria precipitada por el veto de los partidos nacionalistas catalanes a los presupuestos seguramente obligó a torcer los planes iniciales y acabó como candidato al Senado. A él le acompaña en la papeleta, Yolanda Merelo, no así en esta entrevista. Poco antes de la cita canceló su presencia, “un imprevisto” y no hubo más explicación.

"El Gobierno de Pedro Sánchez es legítimo. Estamos en un sistema parlamentario de suma de diputados, pero ha pasado ciertas líneas rojas"

Su discurso está alejado de la polémica que suele acompañar a la formación a la derecha del PP (“la derechita blanda”, según su líder nacional, Santiago Abascal). Quizás por su deformación profesional de profesor de Historia. ¿Ejemplos? Para él, el Gobierno de Pedro Sánchez es “legítimo. Estamos en un sistema parlamentario de suma de diputados”. Eso sí “ha pasado ciertas líneas rojas”, aunque esas mismas líneas, para él “el PP las había pasado por otro lado”. Sorprende el calificativo de legítimo a un Gobierno que incluso en el PP se empeñan de tachar de falta de legitimidad desde Pablo Casado hasta Juan Vivas.

“ayudar a que la gente saque a sus difuntos de las fosas, pero que no se haga política con ello”

¿Otro ejemplo? Rodríguez es partidario de “ayudar a que la gente saque a sus difuntos de las fosas, pero que no se haga política con ello”. Aunque que nadie dude lo que le parece razonable es tirar abajo la Ley de Memoria Histórica y sustituirla por una de reconciliación o concordia en línea con el perdón general que se aplicó en la Transición. “Yo no olvido, simplemente perdono”, dice que le escuchó una vez a un alto mando militar republicano. Quizás para los más afines defensores de la Memoria Histórica y de la reparación del daño causado, el matiz fundamental estará en que no son “difuntos” son asesinados por sus ideas o sus actividades políticas.

"Invasión islamista no sé. Invasión marroquí"

El candidato de VOX al Senado por Ceuta, se aleja un tanto de la expresión agresiva que suele emplear su número dos nacional, Javier Ortega Smith, ya la dejó caer en Ceuta en julio pasado y ahora el recurso a hablar de “invasión islamista” para referirse a la ola migratoria que llega a Europa le ha valido una denuncia de una asociación en Valencia por incitar al odio. Para Rodríguez “que no le pide filiación religiosa” a nadie, lo que sí hay es una “invasión marroquí”. De ahí que considere necesario el muro que su formación propone construir en las fronteras de Ceuta y Melilla para que haga de efecto disuasorio y para que en un futuro pueda además servir para contener una posible crisis humanitaria si en Marruecos hay algún problema que genere inestabilidad en el país. Azuza ese miedo sin fundamento alguno más que el de rumores de los comerciantes del otro lado de la aún valla.

“Hay gente (migrantes) que no se integra. Hay gente que aguanta y otra que se pone rebelde. Normal. Dice: estos tíos (Europa) me están engañando. Me están explotando miserablemente y encima me venden que su cultura, su democracia y sus tradiciones son las mejores del mundo. Se crea un conflicto”.

Pero quizás lo más interesante de esa mirada al fenómeno migratorio sea su explicación a las razones que la convierten en un problema, para Rodríguez el núcleo de lo que va mal es la falta de integración, pero él no la achaca sólo al migrante. Sí, considera que “hay gente que no se integra”, pero para él la explicación está en que se les ha explotado, y ante eso, hay “gente que aguanta” y otra que “se pone rebelde. Normal. Dice: estos tíos (Europa) me están engañando. Me están explotando miserablemente y encima me venden que su cultura, su democracia y sus tradiciones son las mejores del mundo. Se crea un conflicto”.

Paradigma del viaje del PP a VOX

No es menos interesante el inicio de la entrevista, en el que José María Rodríguez, explica quizá sin saberlo porque el PP tiene un serio problema de fuga de votantes hacia VOX.

“Yo era votante de derechas. Ideológicamente me identificaba con el PP, pero llegó un momento en el que ya el PP que existía no me interesaba y quizá a partir de la crisis económica e institucional que hemos tenido y que todavía no hemos esquivado al cien por cien, pensamos que había que dar un paso adelante”

“Yo era votante de derechas. Ideológicamente me identificaba con el PP, pero llegó un momento en el que ya el PP que existía no me interesaba y quizá a partir de la crisis económica e institucional que hemos tenido y que todavía no hemos esquivado al cien por cien, pensamos que había que dar un paso adelante”, manifiesta.

Llama la atención como cambia de la primera persona del singular, yo, a nosotros “pensamos”. No está solo. Como él hay miles, cientos de miles, y está por ver si algún millón.

Y ¿por qué dejó de interesarle el PP, al que tradicionalmente había votado? Sorpréndanse. Entre otras razones por el copago sanitario y por los recortes en educación. Su respuesta social a la crisis no fue la adecuada para Rodríguez que cree –como Podemos- que pagaron más quienes menos debían pagar. Pero no sólo, la crisis económica, la falta de liderazgo de Rajoy –“Pablo Casado llega tarde”- y la “corrupción generalizada” de ese partido que un hombre de bien, de los que parece que se viste por los pies, es difícil que trague sin cuestionarse nada y sin validar el argumento del “y tú más” con el que el mismo Pablo Casado suele despachar el asunto. “Lo que hay está subjudice y no sabemos hasta donde llega ese iceberg”, dice. Le molesta tanto la corrupción que incluso entiende y valida que fuera motivo suficiente para poner a medio Congreso de acuerdo y echar de la presidencia a Rajoy, aunque no esté de acuerdo “al cien por cien” con lo que se hizo.

Son sólo algunas de las perlas que deja José María Rodríguez, candidato de VOX al Senado, a lo largo de 25 minutos de conversación. Interesante para acercarse a un fenómeno emergente y tratar de entenderlo mejor, más allá de las redes sociales y del sobresalto del día a día.