ECONOMÍA

El PP apuesta por más REF, más juego online y más turismo para reflotar la economía de Ceuta

El PP apuesta por más REF, más juego online y más turismo para reflotar la economía de Ceuta
Los tres candidatos del PP charlando este martes con responsables de Carrefour en el Centro Comercial.
Los tres candidatos del PP charlando este martes con responsables de Carrefour en el Centro Comercial.  

A los candidatos del Partido Popular les tocaba este martes hablar de economía para subrayar el mensaje capital que lanzó ya el lunes por la noche durante el debate su candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado: “cuando el PSOE entra por la puerta, el empleo salta por la ventana”, ha repicado este martes su candidata al Senado por Ceuta, Fatima Mohamed Do Santos. Y sus propuestas para mejorar la maltrecha economía de Ceuta, que en la era Vivas ha visto pasar el paro de más de 3.000 a más de 12.000 personas, pasan por seguir apostando por potenciar el Régimen Económico y Fiscal especial de Ceuta, por el juego on line y por potenciar el sector turístico.

Tampoco hay mucho más allá de ese enunciado principal para la ciudad. “Vamos a pedir que nuestro Régimen Económico y Fiscal se defienda y se aúpe todavía más para que aquellas empresas que quieran venir a Ceuta llamarlas a invertir de alguna manera y a crear empleo. Esa puerta que hemos abierto al juego on line vamos a fomentarla para que cada vez sean más empresas las que quieran venir y se establezcan. De hecho a día de hoy creo que hay diez empresas interesadas, algunas de ellas ya están buscando infraestructura para poder asentarse aquí y empezar con las contrataciones”, ha explicado Mohamed Do Santos.

Y para potenciar el turismo, el PP mira al otro lado del Estrecho más que a Marruecos. “La rotación ‘low cost’ (bajo coste) tan esencial para que vengan aquí turistas y conozcan nuestra cultura, nuestro patrimonio y nuestra gastronomía”, ha apuntado Mohamed Do Santos.

Y también lograr la remodelación del Parador (empresa de capital público) o tal y como les insistieron este lunes los representantes del sector empresarial turístico, apostar más por el sector náutico. “Se han hecho cosas y es verdad que queda un mundo por descubrir”, ha puntualizado Mohamed. Lo principal en esa apuesta por el turismo es en cualquier caso la rotación a bajo coste para lograr que lleguen al puerto más turistas “y descubran esta ciudad tan bonita y que tanto tiene que dar”. También de esa reunión del lunes sacan la idea de mejorar la “implementación en la promoción de nuestra ciudad que debe ser continuada en el tiempo”.

2 millones de empleo

Con carácter general las propuestas del PP para luchar contra el paro pasan por dotar al tejido económico de un marco favorable para la generación de negocios y empleos.

Mohamed ha defendido así la reforma laboral que impulsó el PP y contra la que han clamado desde su aprobación los sindicatos, con una huelga general incluida contra el Gobierno de Rajoy. “Pongo de manifiesto que la reforma laboral que llevó a cabo el PP consiguió crear medio millón de puestos de trabajo cada año en los últimos 5 años que ha habido de gobierno del PP”, ha puesto en valor Mohamed.

Los populares han reafirmado su compromiso con la creación de empleo. Hace 4 años se pasaron la campaña repitiendo casi a diario uno de sus lemas centrales entonces “20 millones de empleos en 2020”. Este martes, Mohamed Do Santos lo ha recordado y lo ha vuelto a reafirmar. El objetivo y la promesa es que “si gobernamos vamos a intentar crear dos millones de puestos de trabajo, un compromiso de medio millón de empleos al año”, ha explicado la candidata al Senado. Es más o menos la misma apuesta que hace 4 años.

Como mucho hay un matiz nuevo. “Vamos a luchar contra la contratación temporal”, ha dicho la candidata. ¿Cómo? “Recrudeciendo la penalización a aquellas empresas que hagan uso de esta contratación fraudulenta e intenten encadenar contrato tras contrato y no respetar así los derechos de los trabajadores”.

Y también hay un plan para que la última opción de una empresa en tiempos de recesión sea recurrir al despido colectivo. Justo lo que facilitó en su día, según los sindicatos, la reforma laboral. Ahora el PP promete “una serie de alternativas” para que esa opción, la de los despidos masivos, sea la “última de las medidas que lleve a cabo el empresario”.

Maleta Austriaca y juventud

Para la creación de esos 2 millones de puestos de trabajo, el PP sigue mirando de modo especial a la juventud. Así reafirman su apuesta por los contratos de formación y aprendizaje para jóvenes de entre 25 y 30 años con incentivos para las empresas que los contraten y con la aspiración de que finalmente se conviertan en contratos indefinidos.  Más plan de choque contra el paro juvenil con ayudas de 430 euros mensuales, como las que ya puso en marcha Rajoy, para los jóvenes que sean contratados como aprendices. Y más tarifa plana para menores de 30 que apuesten por el autoempleo y hacerse autónomos.

Y aunque el PP brama contra la subida de impuestos que proponen desde el bloque de izquierdas (PSOE y Podemos) para atender las mejoras en la protección social, su propuesta no está claro que no suba el coste de esa protección a la ciudadanía y a las empresas. El modelo es el conocido como ‘maleta austriaca’. Se descarga a las arcas estatales a base de hacer recaer parte de la responsabilidad no sólo en la Seguridad Social, como sucede hasta ahora, sino también en el propio trabajador y la empresa.

Así, el PP propone “formar un fondo individual (por el colectivo que es la Seguridad Social) para que puedan contribuir tanto el empresario como el trabajador y que tengan ese fondo a lo largo de toda la vida laboral del trabajador y que únicamente el trabajador pueda hacer uso de ese fondo, ya sea cuando se jubile o el día que, a lo mejor, exista un despido improcedente o el día que decida usar ese fondo para mejorar su formación”, ha explicado Mohamed.

Dicho de otro modo esas mismas tres protecciones que ya cubre la Seguridad Social y que de hecho están diferenciadas en cualquier nómina: desempleo, jubilación y formación, se mantendrían bajo el paraguas del sistema público, al menos de momento, pero se complementarían con un fondo de carácter individual y privado para cada trabajador.

Añadan a eso más planes de formación para parados de larga duración que puedan a través de ese reaprendizaje reinsertarse en el mercado laboral y reducciones fiscales para desahogar a las empresas y hacer más factible su crecimiento y completarán la propuesta económica de los populares.