10N

El PP insiste en ser la mejor receta para reactivar la economía y en su “revolución fiscal”

El PP insiste en ser la mejor receta para reactivar la economía y en su “revolución fiscal”
Martínez y Sorroche este sábado en el Mercado Central./archivo
Martínez y Sorroche este sábado en el Mercado Central./archivo  

Tercer acto de campaña propiamente dicho y tercera vez que el candidato al Congreso del Partido Popular, Guillermo Martínez, recita los argumentos económicos de la formación para sacar al país de la crisis que viene. “Yo creo que los españoles son conscientes que cuando llega el PSOE al Gobierno sale el empleo por la ventana. De igual manera que son conscientes que cuando hay una crisis económica la formación política que realmente tiene proyectos y medidas para reactivar la actividad económica y darle la vuelta a la situación es el Partido Popular”, pueden ser conscientes, pero por si acaso Martínez lo ha vuelto a repetir este sábado a las puertas del Mercado.

Sin medias tintas, Martínez ha nombrado a la receta de los populares como “una revolución fiscal”. Básicamente reducir impuestos, en particular por arriba y a las empresas. Bajar el tipo máximo en el IRPF al 40 por ciento, lo que en Ceuta supondría dejarlo en un 16 por ciento. Bajar el tipo para la impuesto de sociedades al 20 por ciento, en Ceuta un 10 por ciento.

“Una revolución fiscal porque consideramos que el dinero donde mejor está es en el bolsillo del contribuyente y en el bolsillo del empresario. En el bolsillo del contribuyente para que pueda consumir y decidir libremente en qué se quiere gastar su dinero  y no lo decidan las administraciones públicas, y en el dinero del empresario porque eso supone inversión, supone creación de empleo, supone crecimiento económico”, ha explicado Martínez.

Además de bajar, el PP también propone directamente suprimir impuestos como el de los actos jurídicos documentaos que sancionan, por ejemplo, la firma de las hipotecas, pero no sólo. Un impuesto que los consumidores venían pagando cuando firmaban una hipoteca, pero que reciente la Justicia ha ordenado a los bancos que lo asuman y en caso de haberlo cobrado que lo devuelvan. Queda por ver si en la práctica la decisión judicial acaba repercutiendo del impuesto de nuevo en el consumidor por la vía de los tipos o las comisiones bancarias, el PP cree que así será y por eso promete quitarlo de la fiscalidad. No lo ha mencionado Martínez, pero su formación también apuesta por suprimir el impuesto de sucesiones.

Más exenciones fiscales: para parados de larga duración que quieran emprender una aventura empresarial, dos años sin contribuir. A los autónomos alargarles la tarifa plana del actual año a los dos años, más aún si son parados de larga duración, víctimas de violencia de género o mayores de 52 años.

¿Y las pensiones quién las paga con esta rebaja fiscal?

“Los millones de nuevos empleos que se van a crear si se aplican las políticas del PP. Porque nosotros pensamos que la mejor forma de incrementar la recaudación es generando empleo y que haya más personas que coticen”, ha contestado Martínez. En concreto medio millón más al año.

Pero por si eso no alcanzara, el PP prevé también adelgazar la administración. “Hay otro factor, nosotros seguimos pensando que existe margen de gasto público superfluo y por tanto esa reforma administrativa para intentar agilizar o la reducción del coste administrativo también tendrá una repercusión. No sólo la repercusión que se produce por el incremento del crecimiento económico y la creación de empleo, sino también por la reducción del gasto es por lo que estimamos que es viable nuestro proyecto de bajar impuestos garantizando la cobertura de las prestaciones y el sistema de bienestar”, ha argumentado Martínez.

Y sobre las condiciones laborales, a pesar de ser campaña, el PP ha sostenido en su discurso público sus recelos a aplicar el plus de residencia al Salario Mínimo Interprofesionales que incrementaron Unidas Podemos y el PSOE a los 900 euros.

“Nosotros apostamos por mejorar las condiciones laborales de todos los trabajadores”, ha arrancado Maartínez, pero… “siempre y cuando esté consensuada con los interlocutores socio económicos, centrales sindicales y los empresarios”. El discurso tiene cierta trampa, dado que las centrales sindicales ya han reclamado incluso con movilizaciones al Gobierno que aplique la medida, es decir, el PP no lo hará si los empresarios siguen sin querer. ¿por qué?

“Porque esto hay que medirlo muy bien, incrementar las cargas salariales de los empresarios de manera desproporcionada, en este caso sería un 33 por ciento, puede tener un impacto directo en la destrucción de empleo. Si un empresario  tiene un presupuesto para gastar todos los años en empleo y de la noche a la mañana hacemos un Real Decreto en el que le obligamos a que le pague un 33 por ciento más a los trabajadores es probable que alguno tenga que tomar la decisión de despedir a trabajadores; por eso lo que decimos es que tiene que ser una medida absolutamente consensuada y estudiada, vaya a ser que porque algunos ganen un poquito más de sueldo estemos echando a la calle a un 33 por ciento de los trabajadores”, ha defendido Martínez.

Tecnología, administración pública y puerto

Y en el caso más concreto de Ceuta, el Partido Popular apuesta no por reducir el coste de la administración sino por sostenerlo.

“No podemos olvidar que más del 50 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto está vinculado a las administraciones y por tanto no se puede dar un paso atrás en el esfuerzo presupuestario de la Administración General del Estado ni de la Ciudad en materia de inversión y gasto público, porque eso genera empleo, genera consumo por parte de los funcionarios y genera empleo por la inversión en el sector de la construcción”, ha manifestado Martínez.

Martínez además ha refrendado la apuesta de su formación por conjugar las rebajas fiscales en el Régimen Económico y Fiscal de Ceuta para atraer inversiones no sólo del ámbito de juego on line sino también de otras empresas del sector tecnológico, sean starpups o portales digitales del ámbito de los servicios como los viajes.

Y el PP también quiere redoblar su apuesta por la actividad portuaria. “Ceuta está en la autopista principal de transporte marítimo del mundo y Ceuta no puede seguir perdiendo esa batalla, esa oportunidad en este ámbito. Y estamos convencidos que las gestiones que se están llevando a cabo por Juan Manuel Doncel en la Autoridad Portuaria liberando cerca de 14 millones de euros de inversión van a redundar en ese fomento de la actividad productiva del puerto”, ha manifestado Martínez.

Y por último, el PP quiere a su vez seguir confiando en que Marruecos y su cercanía es una oportunidad de negocio.