ENTREVISTA

Raquel González y José Manuel Gómez, los Ciudadanos que aspiran al Senado

Raquel González y José Manuel Gómez, los Ciudadanos que aspiran al Senado

Raquel González y José Manuel Gómez son como cualquier otro vecino de Ceuta. Ciudadanos normales que aspiran a representar desde la marca Ciudadanos a sus conciudadanos ceutíes en el Senado. Aspiran, además, porque ambos creen que esa representación no se ha hecho bien en el último cuarto de siglo; que las reivindicaciones de Ceuta no se han escuchado con suficiente claridad en los parlamentos nacionales: ““Es hora de reivindicar en el parlamento las necesidades de esta ciudad y eso no se ha hecho adecuadamente en los últimos 25 años”, sentencia José Manuel Gómez.

Ambos son nuevos en la primera línea de fuego de la política local, la que verdaderamente quema, cuando el vecino te pone cara y sabe que puede pedirte o exigirte cosas. José Manuel Gómez lleva desde hace 4 años muy involucrado en el partido, en la Ejecutiva local. Raquel González algo menos, curioso o no, ella llegó a Ciudadanos porque al conocer a Albert Rivera le pareció un hombre moderado. “No me gustan los extremos”, dice.

A su partido sí, al menos el extremo de la derecha, con cuyo apoyo no tiene inconveniente en gobernar en Andalucía en coalición con el PP. Un pacto que Rivera aspira a repetir ahora en la política nacional, tanto así, que para desmarcarse de ese centro en donde debería caber todo, PP y PSOE, por ejemplo, Rivera arrancó la precampaña dejando claro que no pactaría para hacer a Pedro Sánchez presidente del Gobierno. Claro que muchos, incluido el PP, dicen que lo dice por pura estrategia por ubicarse bien de cara al votante de derechas, y recuerdan que Rivera ya dijo hace 4 años que no investiría presidente a Rajoy y al final Rajoy fue presidente con los votos de Rivera y los suyos.

Como la cosa está confusa le pedimos aclaración a los candidatos y Gómez no lo dejó mucho más claro de lo que estaba. La sensación que le queda a uno tras escucharle es que el veto es a la figura de Pedro Sánchez mucho más que a las siglas del PSOE:

“Es un veto a la figura de Pedro Sánchez, al Gobierno de Pedro Sánchez. Es quien dirige el PSOE ha colocado a toda la gente de su confianza en la plana mayor del PSOE. Es muy difícil ahora mismo salvo que hubiese una revolución interna en el PSOE que desbancara a Pedro Sánchez, pero para nosotros ahora mismo el veto está puesto al Gobierno de Pedro Sánchez por los pactos que ha alcanzado en el tiempo que lleva gobernando”.

Gómez también negó que Ciudadanos hubiera pactado nada con VOX en Andalucía. “Ciudadanos alcanzó un pacto con el PP”, insiste. Obviando que sin el apoyo de VOX a ese pacto el pacto, “por escrito y negro sobre blanco como lo hace siempre Ciudadanos”, habría sido papel mojado negro sobre blanco.

Aunque eso sí, el recurso a los pactos por escrito, le sirve a Gómez para lanzar uno de los mantras de campaña en el que curiosamente coinciden Ciudadanos, PP y VOX. Los pactos de Ciudadanos van por escrito, “no como otros partidos que alcanzan acuerdos que nadie conoce como el PSOE con los independentistas”. Él mismo en realidad da la clave: Nadie conoce esos pactos, quizás porque no existan y por eso él es candidato al Senado por Ciudadanos, porque como no había pacto alguno los independentistas con los que pacta en secreto Sánchez y por eso no merece ser presidente tumbaron los Presupuestos Generales del PSOE, no queriendo ni tramitarlos para su posterior debate y zanjando abruptamente la legislatura. Eso contesta el PSOE añadiendo la palabra mentira cada vez que alguien le acusa de pactar con quien está legítimamente representado en el Congreso.

Raquel González sí considera que los menores extranjeros no acompañados (MENA) son “uno de los principales problemas que tenemos” los ceutíes y en Ceuta. “Yo trabajo en el puerto y tengo miedo cuando salgo del trabajo a lo que me puedo encontrar. A mí ya me atracaron”, relata sin inmutarse.

Para ella ese problema es “un cúmulo de cosas”, pero donde más hincapié hace es “en la situación de la frontera. Requiere un mayor control, invertir en ella y no en cosas que se han estado haciendo hasta ahora que son innecesarias, como por ejemplo obras que no eran ahora mismo necesarias”. Y sí, se refiere a la Gran Vía como obra innecesaria.

También cree que es necesario dotar a los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil y a ambos cuerpos de más y mejores medios para que puedan realizar su trabajo.

Y ambos candidatos, aunque no le quitan peso ni al problema de los menores (“uno de los principales”, según Raquel González) ni al problema catalán (que enciende a un por norma templado José Manuel Gómez), reconocen que no son los únicos: que en España como en Ceuta la economía, el paro o la corrupción es normal que preocupen más a la ciudadanía.