MITIN DE ABASCAL

¡Rompan filas!

¡Rompan filas!
Santiago Abascal en Ceuta.
Santiago Abascal en Ceuta.  

“Pongámonos en pie para escuchar el himno antes de romper filas”, arengó el presidente de Vox, Santiago Abascal, a un abarrotado salón del Hotel Ulises, repleto hasta la bandera (española) de militantes y simpatizantes, prestos ya con sus móviles en posición de firmes para cazar un selfi con su líder. Así ponía punto final Abascal al mitin de precampaña de Vox Ceuta con la presencia del presidente nacional y del eurodiputado Jorge Buxadé. Un acto multitudinario, que ha vuelto a dejar pequeño el escenario fetiche de la formación ultra conservadora y que ha generado una notable expectación dentro y fuera del mitin.

“Todos van a la frontera pero la frontera sigue igual”

“Dice lo que piensa, lo que no hacen otros”, explica una señora al reportero minutos antes de la llegada de Abascal al escenario del mitin con el que Vox Ceuta  pone la directa para la campaña electoral. “Yo solo estoy mirando, mejor verlo en directo que luego por la televisión”, se disculpa otra espectadora, sólo curiosa, subraya. Como ellas, decenas de personas esperan en el Paseo del Revellín, teléfono en mano, a que Abascal salga del furgón negro de cristales tintados. “Está creando expectación”, baraja uno; “es por seguridad”, asegura otro mientras el furgón maniobra de mala manera en el callejón de Ingenieros. “¿Ha estado en la frontera?”, quiere saber la señora curiosa, que ya ha cogido confianza con el reportero. “Todos van a la frontera pero la frontera sigue igual”, resume en diez palabras. Ni el mejor tertuliano.

Santiago Abascal en Ceuta (76 de 78)Dos minutos antes de la hora señalada, Abascal sale de la furgoneta, esta vez sin las muletas que lo limitaban en su primera visita, el pasado mes de abril. Escoltado muy de cerca por su servicio de seguridad, esta vez más flexibles y corteses que en abril. Abascal reparte saludos, sonrisas y apretones de manos y tiene tiempo para desear “buen servicio” a uno de los policías que vela por la seguridad del acto.

Buxadé propone, medio en serio medio en broma, que visitar Ceuta y Melilla sea obligatorio por ley para todos los españoles

El tumulto lo acompaña. Y también los ansiosos por un selfi, a los que ahora esquiva mientras avanza hacia el estrado. En el pequeño escenario esperan el presidente de Vox en Ceuta, Juan Sergio Redondo, la candidata por Ceuta al Congreso de los Diputados, Teresa López y el eurodiputado Jorge Buxadé, el hombre salido de un billete de cien pesetas. Buxadé ha confesado que era la primera vez que visitaba Ceuta, quinta esencia de España, dice. Quizá por ello quiso enmendarse doblando la apuesta proponiendo, medio en serio medio en broma, que visitar Ceuta y Melilla sea obligatorio por ley para todos los españoles. Que tomen nota en Servicios Turísticos, que esto sale gratis, no como el billete bonificado de fin de semana para no residentes. Nada que no se solucione por decreto.

¡Viva España!, fue, con diferencia, el grito más coreado. Algún ¡viva la Guardia Civil!, algún ¡presidente, presidente! sonando a voz en pecho entre el auditorio, atestado de un variopinto grupo de personas. Un público difícil de clasificar, entre los que abundaban los jóvenes y los muy jóvenes. Unos con banderolas, otros con camisetas de la selección española, camisetas de la Cuna de la Legión o del Real Madrid (ninguna del Barcelona). Todos atentos, incluso arrobados mirando al líder. Todos muy serios, seriotes sería la palabra exacta, pero la RAE no la contempla. Una seriedad que está a punto de quebrarse. Pasados los consabidos muros, los profanadores, Cataluña, la inquebrantable unidad de España, los complejos del PP y su pacto inminente con el PSOE... el mitin toca a su fin. Pero antes falta un detalle, la guinda: el himno.

“Pongámonos en pie para escuchar el himno antes de romper filas”, arengó Santiago Abascal a sus huestes, que levantaron sus móviles al grito de viva España.

El resto fueron empujones, sonrisas y selfis, muchos selfis.

Santiago Abascal en Ceuta (37 de 78)Santiago Abascal en Ceuta (48 de 78)

¡Rompan filas!