ENTREVISTA

Sara Abdeselam, la joven ecológica candidata de Unidas Podemos, el diamante en bruto de la campaña

Sara Abdeselam, la joven ecológica candidata de Unidas Podemos, el diamante en bruto de la campaña

Sara Abdeselam es la candidata al Congreso de Unidas Podemos. Sólo tiene 20 años y esa, su edad, fue el primer flanco débil que creyeron detectar sus adversarios que cargaron duramente contra ella por ese motivo. El otro fue que usa pañuelo, como tantas otras musulmanas. De las dos críticas personales, la segunda llegó incluso a ser motivo de censura para la cuenta en la red social Twitter de VOX en Palencia, sale bien librada y “fortalecida”. Su inexperiencia la suple con creces con un discurso desenfadado, joven, atrevido y lleno de coherencia política en la línea ideológica de la opción por la que se postula para representar a los ceutíes en el Congreso a partir del próximo 28 de abril. Y lo hace además con el entusiasmo y la energía propio de la juventud.

Su discurso es, como el de Unidas Podemos, el que clama contra las élites, contra los despilfarros en rescatar bancos o carreteras de peajes gestionadas por los amigos del poder tradicional, el que reclama un “horizonte verde” y un “horizonte morado”: ecología, sostenibilidad del planeta e igualdad real y efectiva de las mujeres. Movimientos fuertes en los que encaja con total naturalidad, mujer y joven que sabe que el planeta lo estamos agotando. Por si fuera insuficiente procede de clase humilde y como ella misma recuerda “yo he sufrido todas las situaciones precarias que afectan a mis convecinos”.

Decidió entrar en política al “abrir los ojos y ver tu barrio como se está empobreciendo cada día más”. Y en la entrevista tiene para todos, pero sobre todo para VOX.

Sobre su protesta por ejemplo de construir un muro dice: “No podemos pasarnos por alto los derechos humanos. No podemos quitarnos el traje de la humanidad y ponernos el de la mano dura. Así no se arreglan los problemas, tirando piedras a la gente no se arreglan los problemas. Se recorta en sanidad, en educación, en muchas cuestiones que afectan a los españoles. Que hacen partidos como estos, dejan de lado esas preocupaciones y focalizan su tema ahí porque no tienen medidas que hagan que se acabe con esa otra lacra que sufren los ciudadanos. ¡Son partidos que quieren recortar en materia de igualdad de género! En vez de focalizarnos en lo que nos pide la sociedad vamos a criminalizar a los MENA, ¡por favor! Hay que ser un poco más serios”.

Dice esto al tiempo que recuerda que la Ciudad Autónoma recibe millones de euros para la gestión de esos menores, un dinero que cree “suficiente” para solucionar el problema. Y apunta de su propia experiencia personal que son menores que en muchos casos vienen a “aportar, a aprender, estudiar, huir de la pobreza”, lo dice tras coincidir con uno de ellos en un curso en la Casa de la Juventud.

También lamenta que nadie en campaña hable del “horizonte verde” y la necesidad de salvar el planeta de nosotros mismos.

De ahí que esté muy de acuerdo con la propuesta de su formación de generar una empresa pública energética que en 2040 haya logrado que toda la electricidad se genere con energías renovables o cerrar las centrales nucleares en 2024 y las de carbón en 2025. ¿Hay dinero para eso?

“Claro que hay dinero para hacer todo eso, al igual que hay para rescatar bancos o autopistas. Cuando vamos a hablar de una mejora para nuestro país de unas inversiones para sanidad educación energías renovables, entonces gritan: no hay dinero. Pero cuando se ha rescatado a bancos y autopistas todos estábamos callados y entonces sí había dinero. ¡Claro que lo hay! Unidas Podemos con el PSOE han subido el Salario Mínimo a 900 euros; todo el mundo decía que no había dinero, pero por supuesto que lo hay y muchas familias están mejor. Y nosotros vamos a seguir apostando por subirlo hasta 1200 euros”.

Una propuesta en las antípodas de la de por ejemplo, Pablo Casado, que lapsus mental o no, dijo que quería devolverlo a los 850 euros. “Define muy bien su forma de trabajar, mientras unos apostamos por el progreso otros por el retroceso”, le censura con sencillez y de modo directo Abdeselam.

Y sí, a ella le dieron caña por su edad e incluso por llevar pañuelo. “En Ceuta tenemos líderes políticas que propagan el miedo e incitan al racismo. Como por ejemplo VOX, cuando cuestiona mi libertad como mujer y todo el trabajo que llevamos en esta ciudad que somos ejemplo mundial de convivencia y ellos ponen muros en esta convivencia. No estamos para cuestionar la libertad de la mujer o el compromiso de la comunidad musulmana, que formamos parte de España”, les contesta.

Repasa algunas de las propuestas de su partido tirando de chuleta, por ejemplo una en la que Unidas Podemos coincide con el PSOE, garantizar la gratuidad de las Escuelas Infantiles de 0 a 3 años. Una iniciativa que según Abdeselam generaría además 100.000 puestos de trabajo. Igualmente defiende la gratuidad de las matrículas universitarias. Una medida que para ella tendría una especial repercusión positiva en Ceuta.

“Yo conozco a muchos que se han tenido que ir, primero porque no se ofertan todos los grados que nos gustarían en Ceuta y segundo, si las becas las dan en enero ¿cómo hace un joven de familia humilde para irse a estudiar fuera pagando lo que tienen que pagar? Nosotras apostamos por una inversión del 5,6 por ciento para que la Educación Universitaria sea gratuita” explica.

Toda una promesa política, la de Sara Abdeselam, a la que conviene no perderle la pista.