MOVILIZACIÓN

Unas 200 personas exigen "justicia" para Vanesa y claman contra la inseguridad ciudadana

Unas 200 personas exigen "justicia" para Vanesa y claman contra la inseguridad ciudadana
La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, con los familiares de Vanesa Martín.
La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, con los familiares de Vanesa Martín.  

Unas 200 personas se han manifestado este viernes por la tarde en Ceuta desde la barriada de Juan XXIII hasta la Plaza de los Reyes para exigir “justicia” a las autoridades políticas y la Policía Nacional por la muerte de Vanesa Martín, la mujer de 37 años que desapareció el 6 de febrero cuando se dirigía a un supermercado y cuyo cadáver fue localizado parcialmente calcinado una semana después.

Familiares, amigos y vecinos de la víctima, que dejó de tres hijos con entre 20 y 2 años de edad, han portado camisetas y pancartas con lemas como 'Justicia para Vanesa' y 'No queremos sentirnos valientes sino libres y seguros en nuestras calles'.

Tras escuchar gritos pidiendo su dimisión, la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, se ha acercado hasta la cabecera de la movilización para explicar a la familia de la fallecida y el resto de manifestantes que “tres polícias nacionales” están dedicados en exclusiva a la investigación sobre las circunstancias de la muerte, que todavía no se ha podido aclarar si fue violenta.

Mateos, que hace pocos días visitó a la familia de Martín en su domicilio, ha destacado que el estado en el que apareció el cuerpo sin vida, en una fortificación parcialmente derruida ubicada enfrente de su casa, solamente con la carretera nacional 352 de por medio, ha dificultado la obtención de más pruebas a través de la autopsia que se le practicó, en la que se constató su identidad gracias al ADN.

Rocío Martín, hermana de la fallecida, ha agradecido al pueblo de Ceuta su “apoyo” en estos “difíciles momentos” y ha explicado que el único motivo de la marcha ha sido “pedir justicia para mi hermana para que su muerte que no quede en el olvido”. Otros manifestantes han alertado a gritos de que “un asesino” puede “andar suelto”.

La hija de Juan Antonio de la Peña, el peluquero que fue asesinado en octubre de 2014 en el local en el que tenía su negocio, también ha tomado la palabra para alertar a las autoridades de que están dejando que Ceuta se suma en un “agujero muy oscuro” de “inseguridad ciudadana”.