8M

Aixa Mohamed-Bulaich, premio VIvencias: “la lucha por nuestros derechos es imparable y comienza por la educación”

Aixa Mohamed-Bulaich, premio VIvencias: “la lucha por nuestros derechos es imparable y comienza por la educación”
Aixa Mohamed-Bulaich tras recibir el premio Vivencias de manos de Nabila Soliman.
Aixa Mohamed-Bulaich tras recibir el premio Vivencias de manos de Nabila Soliman.  

Podemos Ceuta ha puesto su granito de arena en la playa de reconocimientos y premios que rodean a la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, dando visibilidad a las mujeres que pelearon por esa igualdad desde el tardofranquismo reconociendo la figura de la que fuera en aquel entonces miembro de la Joven Guardia Roja, Aixa Mohamed-Bulaich, a la que le ha entregado la II edición del Premio Vivencias. Podemos quería una persona de esa etapa y que fuera “muy valiente y muy comprometida y Aixa reúne esas características”, ha resumido el cabeza visible de la formación, Ramón Rodríguez.

Aixa que se ha mostrado agradecida por el reconocimiento cree que “la lucha por nuestros derechos es imparable y comienza por la educación”, una frase con la que ha cerrado su intervención y que como su trayectoria sintetiza a la perfección su espíritu comprometido y con cierto punto de revolución dados los tiempos que corren con la presión de colectivos de ultra derecha o formaciones de ese espectro como VOX que plantean abiertamente la negación de la desigualdad entre el hombre y la mujer como fórmula para dejar las cosas como están: con los datos abrumadores de desigualdad salarial y la violencia machista en incremento con especial dolor entre la juventud, y con el pin parental o la retirada de ayudas a Mujeres Progresistas sobre la mesa para incidir precisamente en una palanca imprescindible para cualquier cambio social, la educación.

“La educación es fundamental en una sociedad para llegar a la igualdad más”, ha afirmado Rodríguez. Y es justo de su labor docente de la que más orgullosa se ha mostrado la premiada: “es cuando realmente he notado el ejemplo y la concienciación de la gente joven y como se van superando, cada día más, cada día veo a las chicas consiguiendo más metas”.

Fue la educación la que le pasaportó a una vida de compromiso con la lucha por los derechos de la mujer.  Según su propio relato, Aixa Mohamed-Bulaich fue consciente de la desigualdad entre hombre y mujer desde muy niña y entendió que era estudiando como podía intentar superar esas barreras. Ahí empezó en el 7 Colinas cuando no se llamaba así y era centro nacional, en clases “segregadas, como se dice ahora, nos separaban a las chicas y los chicos y a nosotras nos enseñaban labores del hogar, a ellos no”, ha rememorado. Parece que fue hace mucho, pero en realidad no fue hace tanto.

De ahí y gracias a su decidida apuesta logró un “pasaporte para una nueva vida” en la Universidad de Granada, donde descubrió la acción política. La Granada de 1974. Se siente pionera de esa lucha por los derechos, pero pionera en el sentido que relató Almudena Grandes en un artículo que ha citado del pasado 1 de marzo: “Esa es la maldición del feminismo español, la maldición de las mujeres españolas. Estamos condenadas a ser perpetuamente pioneras porque nuestros logros no se consolidan, porque los avances no pasan de la fase de experimentación”.

Y así ha ejemplificado jamás pensó que de aquel eslogan de los tiempos del tardofranquismo que pintó en una pared y por el que fue condenada: “pan, trabajo y libertad” ha reconocido que le parece increíble que ahora sea “ni una más. Nos queremos vivas”, para ejemplificar de forma sencilla y eficaz como los logros, que los hay, parecen desvirtuados por la evolución del tiempo o directamente la involución que proponen otros. Aún así se ha mostrado convencida “la lucha por nuestros derechos es imparable y comienza por la educación”.

vivencias 2020

Aixa Mohamed-Bulaich, premio VIvencias: “la lucha por nuestros derechos es imparable y comienza por la educación”