TARAJAL

Alta tensión en la parte marroquí de la frontera por las restricciones a la entrada a Ceuta

Alta tensión en la parte marroquí de la frontera por las restricciones a la entrada a Ceuta
El acceso a la frontera desde Marruecos, este miércoles.
El acceso a la frontera desde Marruecos, este miércoles.  

Las autoridades marroquíes han vetado este miércoles el acceso a la ciudad autónoma por la frontera ordinaria hasta las 9.00 horas, lo que ha generado protestas y alta tensión entre los ciudadanos del país vecino que esperaban poder cruzar el Tarajal para acudir a sus puestos de trabajo.

El paso del 'Tarajal II' ha empezado a funcionar "con normalidad" pero los problemas se han trasladado a la frontera oficial, donde tampoco se ha permitido desde primera hora ni siquiera en forma de goteo, como este martes, el cruce de los cientos de empleadas de hogar que acuden cada día a hogares de Ceuta, por ejemplo.

En las inmediaciones de las dependencias fronterizas marroquíes se han registrado momentos de "alta tensión" con protestas que no han degenerado en incidentes y en medio de un gran despliegue de las Fuerzas Auxiliares y la Gendarmería del Reino alauita.

Las autoridades de ambos países han acordado limitar a un máximo de 4.000 personas al día el cruce para portear por el 'Tarajal II' pero como era previsible ello no impide que quienes no consiguen acceder a la ciudad española por allí intenten hacerlo por el paso oficial, en el que supuestamente también está restringido el acceso de vehículos dedicados al transporte de mercancías y de forma radical el tránsito con bultos.

El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, vino a decir la semana pasada que si no fuese por los escenarios de "tensión" que se generarían a ambos lados de la frontera, sobre todo en Marruecos, donde cientos de miles de personas viven o sobreviven del comercio transfronterizo, se adoptarían medidas más radicales para acabar con el porteo.